REGÍSTRATE – Si aún no tienes la contraseña para entrar a los artículos exclusivos, regístrate gratis al final de cualquier post, para que podamos enviártela por correo.         TEXTOS ORIGINALES para reflexiones profundas.          INFORMACIÓN acerca de opciones alternativas de salud y bienestar.          ENFOQUES SORPRENDENTES sobre temas prácticos.          NOTICIAS sobre espiritualidad y evolución interior.          TESTIMONIOS reales y personales.          RESPUESTAS a preguntas complejas.          EVENTOS INTERNACIONALES de desarrollo personal.          CICLOS FORMATIVOS con salida laboral.

DEL SUICIDIO A LA RECONCILIACIÓN. Detrás de todo suicida hay un homicida que quiere sanarse. (1ra parte)

10 Comentarios

    1. Roba

      Sumamente juzgador, un artículo puramente ignorante… Que, además, pone “a todos en la misma bolsa”… No es un artículo digno de un “Chaman”… “Hueles a juzgamentos” Los terroristas suicidas son fanáticos religiosos, los homicidas son homicidas y los suicidas son personas desesperadas, que por diferentes limitaciones no encuentran el poder vivir plenamente como los mismos consideran y saben que hemos venido a vivir…
      Es increíble que me encontrase con un artículo tan bajo como éste, justamente, en quien promueve las plantas sagradas que conectan a este planeta con los planos sutiles, para la sanación emocional y espiritual de las personas… Jamás, dejaría que una persona tan falta de amor universal y empatía me guiase en un viaje tan importante.

      • Nombre: Array
      • Email: Array
      • Ciudad: Array
      • País: Array
      1. Alberto José Varela

        hola Roba… es muy posible que no hayas comprendido el fondo del articulo. lo sentimos mucho que te haya herido.
        quizás la segunda parte te aclara un poco mas el concepto. por cierto, ayudamos a muchas personas que quieren suicidarse, y realizan un cambio de vida increíble.


        --
        Equipo del Blog de Alberto José Varela
        nosoy@albertojosevarela.com

        • Nombre: Array
        • Email: Array
        • Ciudad: Array
        • País: Array
  1. Alejandro Soto

    En este mundo en que vivimos hoy parece ser que cada día mas personas se encuentran de pronto sin un solo sentido por el cual seguir viviendo, no estoy del todo de acuerdo con este articulo, creo ver que existen también otros factores mas allá del odio y la rabia que pueden ser la llave de entrada para llegar a tomar tan drástica determinación ante un hecho tan “preciado” como la vida, sin embargo el sistema que hemos creado y en el que vivimos buena parte de los seres humanos actualmente dice ser un defensor de la vida y hacer todo lo posible por hacer de ella lo mejor, mas duradera y saludable, sin embargo a creado condiciones muy propicias para la perdida del sentido, die defender algo y en defensa de esto mismo es capaz de quitar justamente este tan preciado bien a otros, es así que personas de cualquier raza, de las mas disimiles condiciones económicas encuentran en esta bien desarrollada decisión su paz y nos dejan a quienes estamos vivos con el deber de cuestionarnos que estamos haciendo mal como sociedad, como humanidad, mas que juzgar la libre determinación que cada uno tiene sobre su propia vida. Sera que esta era de la que somos parte a acrecentado el desamor, no sera que el odio del cual deberíamos hablar esta en quienes quieren vivir a cualquier costo, no sera que la falta de aceptación, de tolerancia, de ideas diferentes, de mundos distintos, de caminos distintos, no sera que tal ves no queremos aceptar que simplemente estamos en un mundo que por “avanzado que parezca” no entiende a las personas, no tiene un sentido claro, tal ves el big bang no es suficiente respuesta para explicar el comienzo de todo y viendo la realidad tal cual es, se respeta poco o nada la vida no solo de millones de personas si no también la de la naturaleza por completo, tal ves esta alienación del ser humano de su origen sea la causa natural de esta automarginación de un mundo en el que muchas y muchos no encuentran nada lo suficientemente querible como para seguir siendo parte, tal vez no encontremos nunca las respuestas en la razón, Yo particularmente les doy mis disculpas de todo corazón a quien haya tomado en sus manos la decisión de abandonar su vida como tal, debemos mejorar cada uno, estar mas atentos y despiertos, mas conscientes, mas cercanos y preocupados unos de otros, ayudarnos, dar la mano aun que cueste, aceptar que erramos y hay tanto de esta civilización que aparenta tener mucho valor siendo que puede ser todo lo contrario, que lo verdaderamente importante y por lo que a mi parecer si vale la pena vivir esta siempre mas cerca de lo pensado, de las maneras mas raras y menos pensadas, no en lo aparente, en las cosas mas sencillas de lo que se cree, es algo que pertenece a la vida misma, es la luz de cada ser, es para todas y todos. Amor y paz.

    • Nombre: Array
    • Email: Array
    • Ciudad: Array
    • País: Array
  2. José María Martínez Sánchez

    “NO es indicio de buena salud estar adaptado a UNA SOCIEDAD ENFERMA”.

    “La división interna ha llevado a la humanidad a un estado de suicidio. Ha creado sólo a ESCLAVOS y los esclavos realmente NO pueden VIVIR, no tienen nada por lo que vivir. Están viviendo para otros. Se han reducido a máquinas; hábiles, eficaces, pero una máquina es una máquina. Y la máquina NO puede tener ALEGRÍA DE VIVIR. NO puede celebrar, SÓLO PUEDE SUFRIR”.

    “El indígena sabía pocas cosas, pero sabía vivir: no había suicidio, no había depresión”.

    El suicidio es el reconocimiento del fracaso de toda la sociedad, del sistema médico, laboral, del entorno familiar. Es un claro ejemplo del FRACASO DE TODO EL SISTEMA.

    Dices: “Los que deciden conscientemente suicidarse, lo hacen mediante varias opciones: cortarse las venas, ahorcarse, arrojarse de altura, tomar tóxicos, quemarse, etc.” Y yo te pregunto: ¿Y si existiese la posibilidad de morir dignamente, placenteramente, en paz? Igual que la gente va voluntariamente a ponerse una vacuna, pues habría asistencia gratuita para tomarte un cóctel que sería como una anestesia de la cual ya no despertarías nunca más. Hoy día, serían legión los que voluntariamente irían a tomarse este cóctel sin vuelta atrás. ¿Y por qué?

    En tu escrito mezclas peras con manzanas. No tiene NADA que ver el terrorista que se autoinmola por sus creencias y su obediencia a una causa, con un suicida existencial, o un suicida por motivos de disfunción psicológica o psiquiátrica (desequilibrio químico o neurológico, o daño cerebral irreversible). Pero me gustaría recalcar aquí el papel del suicidio colectivo o “suicidio social”, en el que el entorno o las condiciones en las cuales hemos nacido son determinantes para, como decía Homer Simpson hablando de su hijo Bart: “Cómo me recuerda a mí ANTES DE QUE EL PESO DEL MUNDO APLASTARA MI ESPÍRITU”.

    La civilización actual, la sociedad en su conjunto, su desquiciado funcionamiento, PRESIONA al individuo contra las cuerdas del sinsentido y una vida vacía y superficial. Sí, el ser humano nace con un entusiasmo natural, el bebé se asombra y maravilla, juega, pero a medida que crece, lo adoctrinan y le imponen una manera de vivir que lo van amargando y confinando en una jaula invisible de limitaciones, normas absurdas y leyes injustas. Sólo el que se autoengaña y se autosugestiona, se evade por la tangente de la carrera hacia el éxito, el materialismo, el entretenimiento fútil y repetitivo, la espiritualidad ñoña de pasteleo que te hace creerte un ser “especial”…

    La realidad del suicidio es mucho más profunda que lo que se muestra aquí, y tiene muchísimos más matices, tan subjetivos e individuales como cada persona que lo siente y lo sufre. Los animales no se suicidan, los indígenas en su entorno natural, tampoco. Hay un factor externo que INDUCE al suicidio. Luego hay enfermedades mentales inducidas u otras congénitas. Pero el mayor desencadenante del suicidio es este manicomio donde vivimos y aparentamos relacionarnos, donde la falsedad, la hipocresía, la conveniencia, el interés, el afán de lucro, la competitividad, la codicia, el rencor, el resentimiento, el maltrato, la opresión, la represión, la violencia es la rutina repetitiva de cada día.

    ¿El “perdón”, el “amor” nos libera? No seas ingenuo. Crea ANTES las condiciones para una educación con base en el perdón, el amor, la compasión, el altruismo, la cooperación, la empatía, etc. Hay que ir a la RAÍZ del problema, erradicar las CAUSAS últimas de este círculo vicioso que se perpetúa, del pez que se muerde la cola…

    Quizás desde esta base aprendamos a vivir y DEJAR vivir… o morir, quien así lo desee. Para algo somos AUTOconscientes y podemos superar nuestros instintos, como el instinto de supervivencia. Es tan sagrado el derecho a vivir como a morir en paz, dignamente, a voluntad, LIBREMENTE. No elegimos conscientemente llegar a esta existencia, pero sí podemos elegir conscientemente abandonarla cuando queramos. Y de forma dulce, pacífica, sin dolor ni sufrimiento innecesario.

    • Nombre: Array
    • Email: Array
    • Ciudad: Array
    • País: Array
      1. Hendara Rico

        Gracias Alejandro, es un placer contar mis sentires. Un abrazo


        --
        Equipo del Blog de Alberto José Varela
        integracion@albertojosevarela.com

        • Nombre: Array
        • Email: Array
        • Ciudad: Array
        • País: Array
    1. Alberto José Varela

      gracias a ti, seguimos en contacto.


      --
      Equipo del Blog de Alberto José Varela
      nosoy@albertojosevarela.com

      • Nombre: Array
      • Email: Array
      • Ciudad: Array
      • País: Array
      1. HUGO DAÑOBEITIA

        UNA VISIÓN SESGADA DEL SUICIDIO ,QUE LO FOCALIZA EN EL INDIVIDUO COMO SI FUERA UN SOCIÓPATA .OMITIENDO ASPECTOS GENÉTICOS, DESEQUILIBRIOS HORMONALES ,TRASTORNOS PSIQUIÁTRICOS Y ASPECTOS SOCIO-CULTURALES( ACTO DE HONOR PARA LOS SAMURÁI)

        • Nombre: Array
        • Email: Array
        • Ciudad: Array
        • País: Array

Deja tu comentario

Tu dirección de email no será publicada.

Ir a la barra de herramientas