“YA NO ES MI ESPOSA, ES MI COMPAÑERA DE VIDA” Testimonio de cómo la experiencia con Ayahuasca nos cambia tantas cosas que hace mucho deseábamos.

Deja tu comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Ir a la barra de herramientas