AYAHUASCA ES UN TRAMPOLÍN; LA CONSCIENCIA ES EL OCÉANO. No confundamos el medio con el fin.

UNO DE LOS SECRETOS DE LA PROPUESTA DE LA ESCUELA CONSCIENTE

Construyendo juntos un maravilloso jardín, a corazón abierto y con la consciencia expandida.

Si el fin último es ser conscientes, o por lo menos ser más conscientes de lo que somos, será la consciencia el fin al que aspiramos.  Y si para poder sumergirnos en la profundidad necesitamos herramientas que nos puedan ayudar o impulsar, bienvenidas sean, pero una vez utilizadas ya nos podemos despedir de ellas para quedarnos en la consciencia.

Utilizar la  medicina chamánica AYAHUASCA como trampolín hacia el océano de la consciencia es uno de los medios más rápidos y efectivos. Una vez sumergidos en las profundidades de la consciencia,  poder movernos en libertad,  como peces en el agua para recorrer cada rincón de nuestro interior, y del universo…

El lugar donde estamos desarrollando esta destreza es la Escuela de Consciencia, pero no podíamos llamarla así, porque no se puede proponer una enseñanza directa para el uso de la consciencia, convertiríamos a la consciencia en una técnica o herramienta, y eso sería anularla como esencia. Le llamamos ESCUELA CONSCIENTE ya que en esta escuela no enseñamos a ser conscientes sino a saber utilizar las herramientas para que generen situaciones en las que nos volvamos naturalmente más conscientes.

La CONSCIENCIA es la esencia misma del todo y de nosotros mismos, podemos proponer aprender a usar un trampolín para lanzarnos a la esencia; podemos proponer la preparación en cuerpo y alma para saber manejarnos en una profundidad hasta ahora desconocida. Para ello utilizamos herramientas poderosas y técnicas muy efectivas que unidas en un punto central, han dado lugar a la creación de un método propio.

Hemos descubierto que esos aprendizajes profundos se obtienen de la manera más rápida y efectiva combinando la toma de Ayahuasca con el trabajo psicoterapéutico y el uso de múltiples técnicas de autoconocimiento y despertar de la consciencia. Ayahuasca se potencia y se hace más profunda y directa cuando está acompañada de un marco de comprensión e integración del proceso que desata.

El secreto es “Dejar de tomar Ayahuasca para expandir la consciencia, y utilizar la consciencia de manera autónoma y natural, a tal punto que esta se convierta en un camino por el que jamás queramos apartarnos”

La Escuela es uno de los caminos de la consciencia para poder usarla en la vida como guía, pero también para llegar a ser conscientes a través de la vida. Cuando la consciencia deja de ser una herramienta o una guía para transitar por el camino de la vida y se transforma en “el camino”, la vida comienza a florecer espontáneamente a través de lo que pensamos, sentimos, expresamos y compartimos. Entonces, al llegar a la muerte, podemos dejar la vida atrás con gratitud; ha sido la puerta de entrada, la preparación, el trampolín hacia la eternidad.

La consciencia florece en el amor, la compasión, la libertad, la inocencia, la dicha… Por ello el florecimiento es tan precioso. Cuando esto sucede en un grupo de seres humanos nace un jardín lleno de gracia y encanto. Esta es una de las razones por las que, cuando llegamos al camino de la consciencia, ya nunca más podemos apartarnos.

Parece ser una contradicción, que una Escuela Ayahuasquera (que supone el estudio del uso de la Ayahuasca) sea la que proponga dejar de usar la ayahuasca para que sea reemplazada por el uso de la propia consciencia. Esta premisa se fundamenta en el hecho de que cuando la consciencia se expande e integra cada experiencia dentro del contexto de la vida e historia personal del participante, este se convierte en un ser libre e independiente para la comprensión diaria de los asuntos que le toca atravesar.

Usar psicoterapéuticamente la ayahuasca para la EVOLUCIÓN INTERIOR del participante, es un trabajo que supone un proceso de indagación profunda en uno mismo, hasta que el individuo pueda empoderarse de su propia vida, traspasar los límites que le apresaban y desactivar los bloqueos que le paralizaban o impedían su desarrollo.

La COMPRENSIÓN de uno mismo, de la vida, de la existencia y de todo lo que nos ocurre en la vida, es el epicentro del trabajo que proponemos como propósito. La comprensión es la puerta de entrada al universo de la consciencia; cuando se atraviesa esa puerta los instrumentos o herramientas que nos han llevado hasta ese punto comienzan a desaparecer.  Muchas personas llegan a esa comprensión a través de diferentes técnicas, como por ejemplo la meditación o el yoga, pero para un alto porcentaje de personas es complicado, lento e incluso duro llegar por esos medios, por ello necesitan de herramientas o métodos más eficaces, más acelerados o poderosos. La consciencia es una herramienta que puede convertirse en un camino, e incluso llegar a ser un estado de vida, pero no todas las técnicas o métodos tienen el poder de llevarnos hasta esa comprensión.

Para poder dejar de tomar Ayahuasca en el momento en que la comprensión ha llegado, la Ayahuasca debe ser tomada con la consciencia de que Ayahuasca es una herramienta, una técnica, un método… que actúa como despertador y activador de la consciencia para que luego se expanda por sí misma. Ayahuasca no es un fin en sí mismo, sino se acabará venerando al trampolín y nos olvidaremos del océano y de lo que nos hace sentir zambullirnos en él.

En la ESCUELA EUROPEA AYAHUASQUERA utilizamos la Ayahuasca como medicina espiritual para el despertar de la consciencia. No la utilizamos como sacramento religioso ni como motivo central de estudio o investigación. Una vez que el alumno logra estabilizar el uso de su consciencia para su vida cotidiana, puede dejar completamente el uso de la Ayahuasca. Esto es algo que lo estamos comprobando fehacientemente en los participantes, que cada vez necesitan tomar menos ayahuasca, e incluso muchos ya han dejado de tomarla para acceder a estados no ordinarios de consciencia.

La razón principal por la que se puede realizar este trabajo es que Ayahuasca apoya la libertad y el desapego. NO ES ADICTIVA, sino que inspira a soltar todas las adicciones, incluso la que pudiera ocurrir con ella misma. Pero todas las adicciones que se manifiestan con ayahuasca no son químicas sino psicoemocionales, por ello el trabajo psicoterapéutico es fundamental a la hora de guiar al tomador hacia la despedida de la Ayahuasca.  Un ejemplo del trabajo orientado a las adicciones lo han demostrado varios alumnos de la escuela que han creado un Retiro con ayahuasca y psicoterapia para la superación de adicciones, partiendo de la base que ellos lo han vivido en su propia vida. Y ahora le han dado forma y ya han comprobado la efectividad que tiene en muchas otras personas con diferentes tipos de adicciones.

Estamos exactamente en ese proceso de expansión de consciencia, de toma de consciencia, de comprensión de la consciencia… para poder llegar a ser conscientes de la consciencia, por nosotros mismos. Es una aspiración de gran altura, no sabemos si vamos a llegar ni cuando, pero en ese camino estamos, conquistando poco a poco un rincón más de nuestro océano interior.

SOMOS, VENIMOS, VIVIMOS Y VAMOS HACIA LA CONSCIENCIA. Darnos cuenta de ello es el máximo propósito que nos proponemos en esta Escuela y nuestra vida en general. A medida que esto va llegando, la vida va convirtiéndose poco a poco en la tierra fértil y apropiada para que en ella florezca la semilla de lo que somos.

Cada ser humano tiene la potencialidad de ser parte de un maravilloso jardín.

Alberto José Varela

escuela@innermastery.es

Compartir

Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notify of
Ir arriba