CUANDO MUERE UN PROYECTO DE VIDA (3ra parte) ¿En qué consiste un proceso de transformación?

VOLVER A SER PARA HACERLO TODO DESDE EL CORAZÓN

Cuando una persona se atreve a revisar el tipo de vida que lleva, evidentemente es porque siente que no funciona como quisiera. Es entonces cuando empieza a hacer diferentes indagaciones; son tantas las áreas que revisar, que el trabajo lleva un cierto tiempo. A  esa búsqueda interior orientada a replantear la vida, le llamamos “proceso”. Comienza cuando el individuo se da cuenta que debe revisar y replantear muchas cosas.

Una de las razones de llamarle proceso es porque se “procesa” mucha información, tanto interna como externa. En ese proceso se puede ser más o menos profundo, y según hasta qué punto queramos entrar, nos podemos encontrar con sorpresas decepcionantes, por el hecho de que nos damos cuenta que aquello que nos han contado nuestros padres y/o la sociedad no era cierto. Que las creencias que nos impusieron no sirven de nada.

La decepción es fundamental en un proceso de transformación, esto supone poner en tela de juicio el modelo de vida que nos han vendido.  Este modelo tiene secretos que hay que desvelar. Pero el procesamiento de la información no es lo único, pues el proceso adquiere su madurez cuando comienzan a verse los cambios en la vida real.

Un proceso de transformación no puede quedarse en el análisis, en la indagación del pasado, en leer libros o simplemente en darse cuenta de cosas que antes no veía. Un autentico proceso de transformación acaba transformando a la persona que lo atraviesa.

En relación a esta idea de PROCESO. Vamos a adentrarnos en el proceso que nos enseñan y que hemos aprendido muy bien,  acerca de cómo podemos llegar a SER a través del HACER y el TENER.

Uno de esos secretos es que nos enseñan un orden a seguir basado en el HACER, el TENER y el SER.

Por ejemplo: nos han hecho creer que si ESTUDIAMOS, vamos a obtener un TITULO, para poder ser un PROFESIONAL, otro ejemplo: si BUSCAMOS una pareja, podremos  tener una FAMILIA y llegar a ser FELIZ.  Si TRABAJAMOS, podremos tener DINERO, para ser INDEPENDIENTES. Hay miles de ejemplos.

La secuencia HACER para TENER, para llegar a SER, es el orden lógico que nos han hecho creer para atraparnos en un PROCESO que nos haga cumplir con las obligaciones tentados por los  resultados que se pueden obtener.

SER PROFESIONAL, SER FELIZ,  SER INDEPENDIENTES… son resultados aparentes a los que se llega teniendo que haber hecho algo antes y llegando a tener algo previamente a llegar a SER. Son conquistas en gran medida ficticias, tramposas e irreales.

Este proceso lógico esconde una mentira que descubrimos ya de grandes.

Por el contrario, cuando iniciamos un PROCESO de expansión de consciencia y de trabajo interno, nos vamos damos cuenta que si priorizamos nuestro SER, en primer lugar y por sobre todas las cosas, podremos tener acceso directo a nuestros recursos, sentimientos, capacidades, dones y talentos,  cosa que nos permitiría hacer todo aquello que nos apasiona y nos posibilita realizarnos.  Observa como el orden se invierte: SER, TENER, HACER…  el “hacer” está al final, es la consecuencia natural del “SER”.

Jamás el SER puede realizarse a través de un procedimiento basado en el HACER Y EL TENER previamente.

Cuando una persona está enraizada en su SER, toma decisiones y las ejecuta. No duda, no se distrae, no se evade, no pospone…. LO HACE. Y la razón fundamental es que al estar ubicado en su propio SER, no está seducido ni estimulado por ningún sistema de premios, sino por la motivación inherente que surge de su SER.

Casualmente motivación, significa tener un MOTIVO, para la ACCIÓN. El más puro y profundo “motivo” para HACER algo proviene de un SER que se reconoce, se respeta y se ama a sí mismo, por eso se alinea en cuerpo y mente para realizar la decisión proveniente de su SER.  Estar motivado es una consecuencia natural de personas que HACEN lo que sienten desde su SER.

Detrás de la desprogramación de este simple mecanismo, se anula un proceso lógico y mental, para dar lugar a que el PROCESO DE TRANSFORMACION siga su curso por el camino natural.

De esta manera las decisiones no se necesitan ejecutar, ya que son la acción misma. Porque cuando estamos anclados en nuestro SER, aquello que hacemos es decisión sagrada que proviene del espacio interior más profundo.

Entonces ¿Quién podrá detenernos? ¿Cómo harán para hacernos sentir culpables? ¿De qué manera nos impedirán que sigamos a nuestro corazón?

Estamos ante un momento de tremenda importancia en el proceso de transformación.

Estamos enraizándonos en nuestro ser interior, trascendiendo las voces externas, dejando de lado lo que dice la razón, priorizando por sobre todo a nuestro SER.

La respiración consciente, la meditación, y muchas prácticas espirituales nos ayudan a conectar con nuestro SER,  quienes toman Ayahuasca también afirman que lo encuentran, lo ven y se instalan ahí para siempre.  El SER era un lugar desconocido porque nos habíamos olvidado que ahí llegamos y ahí vivimos los primeros años de vida.

Ahora nos  toca reconquistar de ese lugar interno donde todo es inocencia y pureza. Un lugar en donde nada ni nadie puede hacernos sentir culpable ni hacernos sentir un miedo que nos paralice.

Volver al SER es el acto más heroico que pueda realizar un ser humano.

 

Alberto José Varela

albertovarelaes@yahoo.es

 

Compartir

2 comentarios en “CUANDO MUERE UN PROYECTO DE VIDA (3ra parte) ¿En qué consiste un proceso de transformación?”

  1. jose carlos ruiz medina

    Felicidades por tu contribución para esta humanidad que tanto lo requieren yo en lo personnal e vivenciado esa parte de la medicina sagrada abuelita e radicado de un ser dormido a un ser despierto bendiciones siempre a la gente que da seguimiento a la humanidad para seguir despertando y transformando vidas aho! exelente día!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba