LA NECESIDAD DE CRITICAR (1ra Parte): El placer de destruir, la oportunidad de sanar. Sobre la proyección de traumas no resueltos.

CUANDO LA CRÍTICA ES UN ARMA ARROJADIZA

¿QUÉ ES LO QUE ESTÁ PROVOCANDO EL JUICIO, EL RECHAZO Y LA DESCALIFICACIÓN EN LA VIDA COTIDIANA? ¿QUÉ SE ESCONDE DETRÁS DE ESTA OBSESIÓN?

“hay mucha gente, incluso maestros ayahuasqueros que aunque tomen Ayahuasca toda la vida, aun así continúan criticando”
Si algo va bien, es criticado. Si algo va mal también es criticado.
Si una organización crece, se argumenta que son una secta. Si no crece, se dice que es porque hacían las cosas mal.
Si una técnica triunfa, se explica que es por un marketing abusivo, si fracasa, se asegura que es porque no era buena.
Si una persona atrae a mucha gente, debe ser porque es una manipuladora, ni no atrae a nadie es porque no tiene carisma.
Si una persona o empresa gana dinero es porque hacen algo deshonesto, si no ganan dinero es porque se lo merecen.

Si una sesión de Ayahuasca no se cobra tampoco se valora, si se cobra bien es porque son usureros.

¿Cuál es el motor que guía el juicio interno que se proyecta hacia los otros con múltiples intentos de destrucción?

Es evidente que hay una necesidad imperiosa de castigar a todos aquellos que hacen algo, y por lo general ese deseo de castigo proviene de gente que no lo ha hecho. La impotencia produce resentimiento, y el resentimiento produce deseo de destrucción.

Las personas que reconozcan esta patología pueden autoexaminarse en su conducta condenatoria, y ver si alguna de estas preguntas esconde alguna respuesta que le guíe hacia la solución:

SI CONDENO, CRITICO, JUZGO Y DESCALIFICO… ¿CUÁL SERÁ LA CAUSA DENTRO DE MI?
¿La ausencia de auto-reconocimiento?
¿La falta de aceptación propia?
¿El complejo de inferioridad?
¿La baja estima?
¿El sentimiento de ser tonto?
¿La necesidad de desconfiar?
¿Querer desacreditar lo que nos hace sentir menos?
¿El impulso irrefrenable de destruir al otro?

Para gran parte de personas que realizan un trabajo profundo con Ayahuasca como herramienta de evolución personal, el juicio es cosa del pasado, porque a través de un estado expandido de consciencia se puede llegar a comprender todo aquello que nos duele por dentro y que necesitamos proyectarlo fuera para sentir algún tipo de alivio al sufrimiento.  También es cierto que hay mucha gente que aunque hayan tomado ayahuasca durante toda la vida no han podido superar esta patología, siguen gastando energía en criticar a otros; la ayahuasca muestra lo absurdo de la crítica, pero quienes toman ayahuasca, a veces están tan obsesionados con ciertas conductas adictivas que no quieren dejarlas.

Es cierto que criticar produce placer al que lo hace, hay una descarga, una liberación, pero también hay una proyección inconsciente que esconde una gran oportunidad de superación personal.

CUANDO SURGE LA NECESIDAD DE DISPARAR CON EL ARMA DE LA CRÍTICA, ES MOMENTO OPORTUNO PARA REFLEXIONAR SOBRE LO QUE AUN NO HEMOS RESUELTO EN NUESTRO PROPIO NÚCLEO NEURÓTICO.

Otra opción es seguir buscando causas supuestamente objetivas para criticar.

¿Cuál es la finalidad de la crítica? ¿Qué sentido real tiene juzgar?
QUIENES TIENEN ESAS PRÁCTICAS HABITUALES DIRÁN QUE ES PARA ADVERTIR, PARA PROTEGER, PARA DENUNCIAR, PARA HACER JUSTICIA…

Para mucha gente la crítica, la condena y el juicio, es un acto sanador que abre la brecha para ver el rencor interno, el resentimiento y los complejos; porque una vez que se dan cuenta que estaban queriendo destruir al otro porque no se atrevían a destruirse a sí mismos, ya tienen la puerta abierta para enfocar la consciencia en el trauma no sanado.

Para quienes sean criticados: Puedes transmutar la energía del juicio y la condena en pura creatividad, para refinar lo que eres y lo que haces. De modo que todo ataque que te llegue, te permita darte cuenta que ha sido parte de tu evolución.

Como decía los sabios orientales: «TODO LO QUE ATAQUES HA DE SER FORTALECIDO»

Desde esta página proponemos DEJAR DE JUZGAR. RESPETAR A CADA UNO EN LO QUE HACE Y CÓMO LO HACE. DEJAR DE ATACAR Y DE DEFENDER. RECONOCER Y CONSIDERAR LA IMPORTANCIA QUE TIENE CADA UNO SIENDO CÓMO ES. INCLUSO LOS QUE CRITICAN.

Porque en este acto surge una infinita armonía interior que nos guiará por el camino de la sanación.

Vamos a seguir arrojando luz sobre LA CRÍTICA y el JUICIO, pero no es necesario criticar a los que critican ni juzgar a los juzgan, pues sino caemos en la misma trampa.

 

INVITO PÚBLICAMENTE A QUIENES ME CRITICAN A MI, A ESTE BLOG O A LA ORGANIZACIÓN QUE HE FUNDADO, QUE ENVIEN EMAIL CON SUS CRÍTICAS, PUES LA VAMOS A PUBLICAR EN ESTE BLOG. HEMOS CREADO UN ESPACIO PARA ELLO.

 

Alberto Varela
Fundador de Ayahuasca Internacional
Fundador de Escuela Europea Ayahuasquera

nosoy@albertojosevarela.com

 

 

 

Compartir

5 comentarios en “LA NECESIDAD DE CRITICAR (1ra Parte): El placer de destruir, la oportunidad de sanar. Sobre la proyección de traumas no resueltos.”

  1. Its such as you read my thoughts! You seem to know so much approximately this, like you wrote the ebook in it or something. I feel that you simply could do with some percent to drive the message home a little bit, but other than that, that is magnificent blog. A fantastic read. I will definitely be back.

  2. No creo que halla que darle una connotación negativa a la critica necesariamente. La critica por definición es discernimiento, análisis .. Hay que usar la critica para intercambiar, no intentando imponerla como pensamiento unívoco o pensamiento único, Pero los debates se hacen con criticas también. Cuando se la utiliza solamente para destruir y no para construir ahí ya no estoy seguro que se llame critica. Si comparto que es juzgar, descalificar, atacar, intentar destruir al otro y esto viene por los complejos que se enuncian y hay que trabajar para sanarlos tomando conciencia al momento de arrojarlo.

    1. Ser consciente y no proyectar, estamos de acuerdo.
      Al final, cada uno hablamos de nosotros mismos apoyándonos en la imagen que nos regala el otro.
      Esta es nuestra medicina, este reflejo nos da las claves.
      Pero si juzgamos, y tenemos muy a flor de piel este condicionamiento, difícil el observar para trascender, la observación debe estar en el silencio de la mente y del ego. Las personas que se dejan llevar por el juicio, al observarse juzgan a su propio juicio , están metidos en un lío muy grande.
      Un abrazo!!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba