EL TREMENDO DOLOR DEL SUICIDIO INFANTIL: Un mensaje muy duro para todo el mundo y todas las madres.

NIÑA DE 10 AÑOS SE SUICIDA PARA HACER FELIZ A LA MADRE.

Le dejó una carta antes de suicidarse que produce un sentimiento indescriptible.

«Queridos santos reyes  solo quiero pedirles que mi mami sea  la mujer más feliz del mundo, después de que yo ya no este, ya que solo soy un estorbo y desgracia en su vida desde que nací, pues yo fui la causa de que mi papá se marchara de la casa.  Quiero que mi mami este tranquila y no trabaje mucho, el mejor regalo que puedo pedir es su felicidad.  Espero algún día te acuerdes de mí y en el cielo por fin me abraces. Creo que el mejor regalo de reyes es que yo me quite la vida. Pues siempre me decías que ojalá y nunca hubiera nacido. Te quiero mucho mami, sé que los reyes no existen, pero yo te doy este gran regalo»

 

Quería compartir esta noticia tan desagradable del día 8/1/2019 emitida en Telecinco, con el fin de desarrollar una reflexión basada en una idea que vengo compartiendo en las clases de Escuela Consciente®, y que tiene un mensaje a todas las madres y padres, y a todos los que de muchas maneras se están suicidando, aunque sin quitarse la vida.

Tener hijos es tener en nuestras manos -como padres- la inocencia de nuestros hijos, lista y dispuesta a creernos todo lo que les digamos.  Los niños no tienen otra opción que creernos incondicionalmente porque no han sido diseñados para no creer a sus progenitores. Es como tener una hoja de papel en blanco en la que los padres estamos escribiendo el guion de todo lo que ellos van a ser y hacer.  La palabra «dicha» proviene de «dicho» una persona dichosa es aquella que se han «dicho» cosas preciosas. Ser desdichado es cargar con muchas palabras destructivas acerca de nosotros mismos en nuestra mente.

La inocencia es la parte más inconsciente de la consciencia, la inocencia es consciencia tratando de aprender cómo moverse dentro del plano material y humano en relación con los otros y el exterior.  La inocencia es una inexperta en el arte de percibir, por ello no tiene otra opción que hacerse cargo de todo lo que ocurre y se produce afuera. Por ello en algún punto se siente responsable de todo. Esto es algo que debemos comprender.

Todo niño es inocente, y por tanto tiene la posibilidad de sentirse culpable en cualquier momento ante cualquier cosa que se le diga o se le haga; los niños humanos están desprovistos de una protección ante las avalancha de proyecciones que les llega, sobre todo desde la madre que es quien está más cerca y con ellos desde el comienzo; por tanto están expuestos a producir todo tipo de traumas por las interpretaciones que hacen de lo que sus padres le dicen o hacen entender, de cómo le miran o de lo que le hacen creer;  este es el caso, como uno de tantos ejemplos traumáticos, de niños abusados, abandonados, humillados, que llegan a la errónea conclusión que ellos han sido los causantes del abuso, del abandono o la humillación, entonces perpetuán una vida de abusos, abandonos o humillaciones; sencillamente porque llegan a creerse que se lo merecían. El fenómeno sucede porque la inocencia está programada para absolver a todos de todo haciéndose cargo de todo lo que ocurre porque no quiere que ocurra el rechazo, quiere integrarse, por ello la inocencia prefiere auto-inculparse antes de culpar a otros, porque su misión es no romper el vinculo con los otros, quiere mantener armonía con lo externo ya que es el lugar donde va a vivir, a donde se va a adaptar, por tanto no puede estar en conflicto. Pero es desde esa actitud inconsciente que se produce el miedo al rechazo que luego nos acompañara toda la vida.  Por eso vivimos prostituyéndonos para ser aceptados y evitando a cualquier precio ser rechazados. Esto es un niño adaptado, se ha modificado para integrarse en contra de sí mismo, asumiendo toda la responsabilidad.

El niño inmaduro y desprovisto de mecanismos de defensa todavía es inocente, eso le da el poder a los otros a que hagan lo que quieran con ellos.  De igual manera les ocurre a muchas personas supuestamente maduras, que todavía están viviendo en esa fase de inocencia incondicional (inconsciente), y desde esa herida original siguen sacando conclusiones acerca de si mismos, porque todavía no han sanado el trauma primordial e inevitable que produce la inocencia inconsciente.

Mientras que cada ser humano no atraviese la experiencia del perdón estará viviendo de alguna manera desde esa fase de niño herido e indefenso. Porque todavía no ha comprendido que no hay culpables ni errores ni equivocaciones. Esta es una de las causas del suicidio global al que está sometida la humanidad, porque los que se quitan la vida por esta causa son minoritarios, la mayoría siguen viviendo como muertos en vida con la herida abierta, creando una vida de mierda desde el trauma no sanado, eligiendo mil maneras diferentes de suicidarse sin llegar a quitarse la vida.

Por ello aprovecho a pedir a todos los padres que pongamos consciencia en cada cosa que decimos en nuestra intimidad cuando estamos con nuestros hijos, y que todos los humanos nos atrevamos a atravesar el proceso de perdón que tanto necesitamos para reconciliarnos con la vida, los otros y toda la existencia, que no ha hecho otra cosa que darnos una oportunidad de realizar una increíble proeza, la de ser inconscientemente inocentes en nuestra niñez, para luego convertirnos en personas culpables y al final tener que abrirnos al perdón, recuperando la inocencia desde la consciencia.  Es ahí cuando nace por primera vez la paz, la armonía y la tranquilidad.

El perdón es una comprensión sanadora de elevadísimo nivel vibratorio.  No es nada descabellado que te pongas de rodillas ante tus hijos y les pidas perdón por todo lo que le hayas dicho y que haya dañado su inocencia.

 

Alberto José Varela

[email protected]

 

NOTICIA ORIGINAL:

La sociedad mexicana se encuentra conmocionada por el suceso que tuvo lugar el día de reyes en el Cosío de Aguascalientes, cuando una menor de 10 años se ahorcó en su casa. Antes de quitarse la vida la niña dejó una desgarradora carta dirigida a su madre.

«Queridos santos reyes  solo quiero pedirles que mi mami sea  la mujer más feliz del mundo, después de que yo ya no este, ya que solo soy un estorbo y desgracia en su vida desde que nací, pues fui la causa de que mi papá se marchara de la casa.

Quiero que mi mami este tranquila y no trabaje mucho, el mejor regalo que puedo pedir es su felicidad.

Espero algún día te acuerdes de mí y en el cielo por fin me abraces. Creo que el mejor regalo de reyes es que yo me quite la vida. Pues siempre me decías que ojalá y nunca hubiera nacido. Te quiero mucho mami, sé que los reyes no existen, pero yo te doy este gran regalo»

El contenido de la carta, recogido por Televisa, deja entrever un sentimiento de culpabilidad de la pequeña que lo único que quiere es que su madre sea feliz.

Las autoridades mexicanas han abierto una investigación sobre la madre de la menor, pero por el momento se desconoce su identidad ya que fue la tía de la niña quien se personó para realizar las identificaciones correspondientes.

La Dirección General de Investigación Pericial confirmó que la causa de la muerte de la menor fue asfixia por ahorcamiento.

NOTICIA ORIGINAL EN: https://www.telecinco.es/informativos/sociedad/suicidio-nina-menor-mexico_0_2688000125.html?amp=true#referrer=https%3A%2F%2Fwww.google.com&amp_tf=De%20%251%24s

 

 

 

0 0 vote
Article Rating
Compartir
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
Ir arriba