¿MENTIR A TRAVÉS DEL QUERER O VIVIR A TRAVÉS DEL PODER? Un cuestionamiento al querer ¿Y si lo que quieres y lo que no quieres no fueran reales?

LA INDISPENSABLE GESTIÓN DEL QUERER. 

Uno de los puntos clave para activar el poder personal.

Lo que llamamos “QUERER” no precisamente es poder, sino que puede ser también debilidad, dependiendo del origen del querer; según de donde provenga ese querer puede ser una proyección del deseo de un Ego que fantasea en que va a hacer algo que en el fondo no se atreve, o puede ser una emanación de la auténtica intención de realizar algo desde el Ser sin ningún tipo de dudas.

Se denomina comúnmente “ego” a la parte que está infectada de miedos, culpa, cobardía e ira, y que tiene muchos apegos a creencias y a los otros. Mientras que “Ser” se utiliza para definir la parte más profunda, pura, amorosa, inocente y confiada, y que es libre de decidir espontáneamente según siente, sin medir ni especular. Estas son las dos fuentes desde surge el QUERER.

Las personas tenemos una parte influenciable, que duda y que nunca sabe lo que quiere, que está dormida e inmóvil; y otra parte más oculta y escondida que sabe muy bien lo que quiere y puede hacer, por eso está conectada con la consciencia y el movimiento.

UN EJEMPLO: A nuestros retiros Llegan decenas de personas con diferentes tipos de adicciones: adicción al trabajo, a la comida, a sustancias, a relaciones, a conductas destructivas, etc.,  cuando les preguntamos ¿quieres dejar las adicciones? Responden con absoluta afirmación: SÍ.  Después de un rato profundizando en lo que supone dejar una adicción, en lo que hay que hacer para que ello suceda,  preguntamos de nuevo ¿quieres dejar tus adicciones?  Y es entonces cuando aparece la verdad, la mayoría dice que no quiere.  ¿Por qué se produce ese cambio en el querer? ¿Cómo pueden coexistir dos querer diferentes en la misma persona? ¿Cuál de los dos querer es el genuino? ¿Se puede conseguir algo que se quiere si en realidad no se quiere hacer lo necesario para que ello suceda?

Vamos a sumergirnos en un tema tan apasionante cono esclarecedor para quienes QUIEREN TRANFORMAR SU QUERER. Me refiero a que el QUERER se unifique y sea profundo, genuino, comprometido, responsable y congruente.

“Como quisiera que mi querer fuera tan sincero y decidido, que al orientarlo hacia lo que quiero, todo ello se realizara” es la expresión que resume la intención de miles de personas que asisten a tener la experiencia con ayahuasca y psicoterapia a nuestros Retiros de Evolución Interior.

Querer los resultados y no querer hacer el trabajo necesario para que el resultado llegue, es NO QUERER. Querer la meta y no querer transitar el camino, es NO QUERER. Querer que los problemas se resuelvan y no querer comprenderlos, es NO QUERER. Querer superarse y crecer pero no querer implicarse en el proceso es NO QUERER. Querer que la vida cambie y no querer cambiar uno mismo es NO QUERER.

Entonces hay dos fases en el querer,  una fase apunta al objetivo, y en esa fase el querer se manifiesta positivamente, pero cuando aparece la segunda fase que apunta al camino y a los pasos que hay que dar para llegar al objetivo, ahí aparece la respuesta negativa. Un querer proviene del Ser que sabe lo que quiere y PUEDE, y la otra parte proviene del ego que proyecta su debilidad Y NO PUEDE.

“TODA DECISIÓN ES ESENCIALMENTE UNA FUERZA DEL SER ENCAMINADA HACIA ALGÚN PROPÓSITO”.

Se dice que “querer es poder”, pero lo cierto es que muchos quieren… pero no pueden. Si no pueden es porque su querer no es real o está manipulado. Si el “poder” está supeditado al querer, es un poder condicionado. Si el poder no garantiza que algo se realice, no es auténtico poder, sino un poder limitado por el querer.  Es entonces donde el “querer” adquiere todo el poder, incluso domina al poder.

Saber lo que se quiere o no saberlo es más o menos lo mismo, porque el querer está condicionado por influencias externas que han creado una serie de necesidades y deseos relacionados con los otros; si lo que se quiere está condicionado por los otros, seguir ese querer no aportaría una evolución interior sino una obediencia a otros.

Hacer lo que no queremos o no hacer lo que queremos son dos caras de una misma moneda: ausencia de poder sobre uno mismo, desconexión con el sentimiento de dignidad, e inconsistencia en la toma de decisiones. Estamos ante una de las situaciones o problemas más extendidos dentro de los participantes a retiros.  De las más de 5.000 personas que acuden a nuestros retiros al año, el 90 % de las personas registradas manifiestan “padecer” este tipo de conflictos relacionados con el QUERER.

A – No saben lo que quieren.

B – Saben lo que quieren pero no saben cómo conseguirlo.

C – Saben lo que no quieren pero continúan sosteniéndolo.

Es una minoría los que no saben lo que quieren, la gran mayoría saben lo que quieren y lo que no quieren, pero no pueden respetar su querer y por tanto tampoco pueden realizarlo.  Entre el querer y el poder hay un gran abismo. Por esta razón abordamos esta limitación esencial que está presente en casi todo ser humano desde el punto de vista de LA GESTION DEL QUERER, que consiste en profundizar el origen de lo que queremos y de lo que no queremos, y poder detectar todo aquello que nos impide realizar lo que queremos o dejar de hacer todo lo que no queremos.  Siempre hay causas concretas, pero están muy ocultas o no las queremos reconocer porque quedaríamos expuestos a las verdaderas causas de la manipulación lingüística que hacemos cuando expresamos, por ejemplo: “yo quiero, pero no puedo”  o  “yo no quiero hacer más lo que hago, pero no sé como dejar de hacerlo”

Detrás de este tipo de expresiones hay grandes raíces para profundizar.  El querer está contaminado de mentiras y autoengaños.

Por ejemplo: el que dice “yo quiero, pero no puedo”, está diciendo: “yo quiero, pero no quiero hacer lo que debo hacer para conseguirlo, quiero que me llegue sin hacer nada”    en el segundo caso, si alguien afirma: “quiero dejar algo pero no sé cómo hacerlo”, lo que está diciendo es: “yo no quiero hacer más lo que hago, pero no quiero perder los beneficios que ello me aporta, entonces, no sé cómo dejar algo sin que pierda lo que ello me da.”

Casi todas las afirmaciones relacionadas con el querer son inexactas, incompletas, parciales e incluso mentirosas.  El problema es que eso crea un autoengaño y un posicionamiento incorrecto ante la problemática individual, una ubicación desde donde no se podrá encontrar solución.

Si una persona asegura que se va a suicidar porque no puede cambiar algo concreto en su vida que le tortura, y se da cuenta que no puede, que no tiene solución, o que no se lo permiten, es posible que acabe quitándose la vida, pero si esa persona se da cuenta que aquello que no puede cambiar en realidad es porque hay una parte más profunda y oculta que no quiere hacerlo, y luego admite y reconoce que algo escondido le está haciendo una mala jugada, comenzará a ser consciente que no es él no es culpable, sino que está sometido a un programa concreto (dirigido por el ego) que incluye el hecho de no querer conseguir lo que de verdad quiere de corazón.  Los pensamientos suicidas provienen en gran medida (por no decir todos) de un sentimiento de impotencia, el individuo se da cuenta que no hay solución, entonces decide acabar con todo (incluso la vida) antes que seguir luchando con la parte de si mismo que le tortura.

Hay dos sentimientos que cuando se unen producen una alteración esencial en el querer. Sentimiento de impotencia y sentimiento de injusticia.  El sentimiento de impotencia crea la conclusión: NO PUEDO. (No tengo la oportunidad, no estoy a la altura de lo que se requiere, no valgo lo suficiente para hacerlo). El sentimiento de injusticia crea la conclusión: NO ES JUSTO. (No es para mí, no me lo merezco, no tengo el privilegio)   Ambas conclusiones alteran el querer de 3 maneras:

1 lo condicionan. 2 lo limitan. 3 lo ajustan.  Entonces el QUERER queda alterado, deja de ser puro y genuino, y es manipulado por las variables del sentimiento de impotencia e injusticia.

Muchas prostitutas vienen y afirman que no quieren trabajar en eso, pero lo siguen haciendo. Muchos delincuentes manifiestan que quieren dejar de delinquir, pero lo siguen haciendo. Muchos hombres y mujeres aseguran que no están felices con sus parejas o en sus trabajos, pero siguen ahí. Es evidente que algo está ocurriendo en el QUERER, que debe ser gestionado para que se llegue a una armonía interior con los actos que realizamos y las situaciones que mantenemos.

“EL QUERER QUE SE REALIZA ES UNA MANIFESTACION DEL PODER INTERIOR”.

 

UN BREVE CUESTIONARIO QUE TE DARÁ PISTAS DE TU SITUACIÓN:

¿Con cuales de estas afirmaciones te identificas?

1 No lo hago aunque quiero hacerlo…

2 No lo hago a pesar que lo he intentado muchas veces…

3 No lo hago pero me doy cuenta que podría hacerlo…

4 Hago lo que no quiero aunque quiero dejar de hacerlo…

5 Hago aquello que me hace daño, me disgusta y no mee beneficia para nada…

6 Hago cosas a pesar de que me he dado cuenta que no quiero hacerlas?

Según con cuales de estos puntos te identifiques se determina el punto de arranque de tu proceso para gestionar la transformación de tu querer, pero no en el sentido de que en esta gestión acabes queriendo otra cosa de la que realmente quieres, sino que puedas llegar a determinar por ti mismo/a lo que de verdad quieres y lo que te lo impide.

Todo lo que queremos desde el corazón está relacionado con nuestra potencialidad, todo lo que queremos desde la mente está relacionado con nuestras limitaciones. Es la eterna lucha de ego y Ser. Son la fuente de la infelicidad y la dicha.

La mente humana es una gran limitación, solo puede usar un 10 % de su capacidad, por ello es fundamentalmente una frustrada, y todo lo que de allí provenga tiene el germen de la insatisfacción. El corazón humano es la fuente de la potencialidad porque contiene la semilla para el florecimiento. Una potencialidad real de convertirse en una flor abierta. Todo lo que proviene del corazón es una guía hacia la realización.

Quienes quieran transformar su querer, tendrán que conectar con el coraje de su corazón para encontrar lo que de verdad quieren. Para ello es de gran apoyo el estado expandido de consciencia que propicia la Ayahuasca, ya que al realizar una limpieza de toxinas a nivel orgánico, clarifica el camino que se quiere transitar; y por otro lado crea un acceso directo al Ser para encontrar el QUERER oculto y auténtico entre tantas voces del ego.

Si vienes a uno de nuestros retiros y traes contigo cualquier situación relacionada con tu QUERER, podrás iniciar un proceso de limpieza y unificación que te permitirá descubrir las razones del porqué no haces lo que quieres y del porque sigues haciendo lo que no quieres.

TODO UN LOGRO PERSONAL, PARA LA EVOLUCIÓN INTERIOR.

Alberto José Varela

nosoy@albertojosevarela.com

 

SI QUIERES ASISTIR A NUESTROS RETIROS EN MAS DE 10 PAÍSES:

retiros@innermastery.es

Compartir

3
Leave a Reply

avatar
2 Comment threads
1 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
2 Comment authors
Alberto José Varelacarlos chito Recent comment authors
  Subscribe  
newest oldest most voted
Notify of
carlos chito
Guest
carlos chito

Se lo que quiero ,y es que sea mi SER el que dirija mi vida ,entonces aparece el no quiero ,porque si no ya estaría sucediendo ,aparece la duda ,igual si esta sucediendo ,solo es question de seguir profundizando mas ,.hay un tiempo determinado para florecer? igual es necesario darse cuenta que no quiero,darse cuenta de que estoy perdido,darse cuenta de mi inseguridad,un darse cuenta de que no es suficiente con darse cuenta,al final entro en un momento de locura ,en un momento que es mejor no interpretar nada mas ,ya no confío en lo que me dice mi cabeza,siento… Read more »

carlos chito
Guest
carlos chito

……….un atrevido no se hace fuerte,si no que afronta la tormenta desde su fragilidad.No te me ser destruido,pero confía en ser fortalecido …..Esta frase (sacada de tu libro ) me contesta a lo que estoy viviendo ahora mismo y al articulo LA INDISPENSABLE GESTIÓN DEL QUERER………la soledad ……..una de la adicciones mas potentes HACER LO QUE SEA PARA NO VIVIR LA….gracias de nuevo Alberto ….tu SER resuena en mÍ una vez mas.

Ir arriba