NEUROSIS CONTAMINANTE. Los neuróticos existen gracias a que se les aguanta.

¿QUE DICE EL DICCIONARIO DE «PSICOLOGÍA PORCULERA» ACERCA DE LA NEUROSIS?

Texto no recomendado para personas con altos indices de juicio, que les apasiona criticar y/o difamar, o que sean fácilmente neurotizables. 

Doy comienzo a una nueva sección en este blog de significados sacado del sombrero (de un espacio de magia). Primero me siento obligado a aclarar el significado de la palabra PSICOLOGÍA, y de la palabra PORCULERA.

Allá vamos.

PSICOLOGÍA: Una de las palabras más prostituidas de la historia, tiene tantos significados que se necesitaría un libro solo para eso.  Aunque originalmente significa «Estudio del Alma» ha quedado reducida a «Ciencia que estudia la mente y el comportamiento humano».  Para mi propio diccionario, psicología es «El Arte de los Locos»  y como toda expresión artística da para mucho tipos de expresiones e interpretaciones.

PORCULERA: Expresión nacida en tierras españolas para calificar a toda persona confrontadora o a todo acto psicoemocionalmente doloroso. ser «porculero» es ser directo, no dar vueltas, ir al grano aunque moleste. No tiene ninguna connotación sexual ni con la sexualidad.  En argentina se utiliza la expresión «sin vaselina» para decir lo mismo.

PSICOLOGÍA PORCULERA: El arte de volver loco a quienes quieren entender el significado de las palabras, confrontándoles a una reflexión original. Desde el punto de vista psicológico, publicar un diccionario de este tipo se puede considerar una proyección de la parte neurótica que habita en mí.

NEURÓSIS CONTAMINANTE: Aunque sea una redundancia, adjetivizar la neurosis es un acto neurótico consciente para exagerar su significado, ya que la neurosis es una exageración provocada por el exceso de pensamientos que produce actitudes desproporcionadas.

La neurosis contaminante es un proceso mental que conduce a la proyección. (Proyectar es cagarse en los otros, es como tirarse un pedo en una habitación cerrada y llena de gente para molestarles, es una venganza o castigo hacia quienes han creado la neurosis).  El neurótico necesita contaminar el ambiente y a los otros de sus propios virus emocionales.   Este proceso de neurosis contaminante se inicia con pequeños pensamientos de juicio provocados por alguna incomodidad u observación obsesiva que a su vez produce los primeros movimientos virulentos internos que se disponen a salir fuera con violencia.   Durante un tiempo, que puede variar desde unas centésimas de segundos a unas pocas horas, el neurótico seguirá sumando otros pensamientos negativos o con carga de exigencia e impotencia hasta que estallará la bomba neurótica proyectándose hacia fuera con crítica, juicio, reclamación o exigencia (en ese momento los que asisten a dicha manifestación son los torturados)

Las proyecciones neuróticas siempre están justificadas por razones externas y por tanto nunca crean ninguna sensación de error. Por eso no piden perdón, o si lo hacen es de manera artificial no auténtica. Tratan de disimular  después de su proyección como si no hubiera pasado nada. Cómo un asesino que después de matar no deja rastros, para así poder seguir cometiendo homicidios.

El neurótico contaminante quiere seguir su juego de proyección cagándose en otros con buenos argumentos. La gente no les detiene porque casi todos creen merecer el castigo que le infringe el neurótico con sus proyecciones. en este sentido todos somos los creadores de la neurósis, los que proyectan y las pantallas que permiten la proyección.

Para el neurótico siempre hay causas, razones, justificaciones para señalar FUERA el motivo de su neurosis porque NO QUIERE VER SU NÚCLEO NEURÓTICO DENTRO DE SÍ. Por ello en psicología se afirma que el neurótico esta ciego. No se quiere ver. ¿Porqué no se quiere ver? entre las múltiples razones, hay algunas muy fuertes, como ser el hecho de que no quiere enfrentarse consigo mismo. Es una evasión al encuentro con la propia mierda.

La asquerosa contaminación emocional y energética que provoca la proyección solo se puede limpiar a través del reconocimiento humilde de la neurosis para poder pedir perdón de corazón a quienes a utilizado como diana de sus dardos venenosos. Porque si ello no ocurre el neurótico seguirá una y mil veces haciendo lo mismo. Siempre tendrá a gente a quien descargar su mierda, y con ello aliviar su infierno interno.
El arrepentimiento le auto acorrala poco a poco. (Arrepentimiento significa dar un giro de 180 grados) es decir que cambiará la dirección del dedo acusador hacia fuera para orientarlo hacia sí mismo. Porque se debe hacer cargo de su actitud, y aunque ello le conduzca a sentir una inmensa angustia, le puede proporcionar una comprensión que le hará ver el origen interno de su neurosis. es el comienzo de la sanación de la neurosis, que el neurótico comprenda que la neurosis es suya y de ningún otro, que ha nacido dentro de si mismo y que solo desde ahí se puede sanar porque la naturaleza de la neurosis es dependencia con lo externo. Haciéndose cargo de lo propio absuelve lo externo y lo libera del castigo que le infringe para quedarse a solas consigo mismo.

De esa manera puede comenzar  a cambiar su comportamiento y dejar de castigar a otros. Si eso ocurre, el neurótico se encontrará con su angustia a solas y se podrá poner frente a su propia neurosis para decidir expulsarle de su vida (mucha gente decide acabar con su vida suicidándose por no poder quitarle el poder a la neurosis)  De hecho que el suicidio es el acto neurótico por excelencia. Todo suicidio esta orientado de alguna manera a producir culpa o a raíz de la culpa.

La bipolaridar es la secuencia de entrar y salir a diferentes estados neuróticos. La depresión y la manía son dos caras de la misma moneda. la proyección del bipolar es la manía, la introspección es la depresión. Cuando no se proyecta se relaja de tal manera que entra en depresión, y de paso compensa el daño que hace cuando proyecta en otros, para evitar la culpa… esa emoción que controla la vida de casi todo neurótico.

El gran secreto está en el acto de sacar la cabeza del agujero para comenzar a mirar, quitarse las mascaras y atreverse a ver directamente las cosas sin ninguna calificación, porque cuando se recupera la pureza de la visión se cambia a tal punto la percepción de la realidad que la neurosis de desvanece por si sola.

Tanto los que padecen de diferentes tipo de neurosis como los que soportan sus proyecciones están en el mismo problema, unos por pasiva y otros por activa. Todos debemos hacer algo por ello.

 

Espero que no te lo hayas tomado en serio, y que hayas usado esta lectura para reírte, al menos para mi resulta divertido e incluso esclarecedor.

Si quieres seguir este diccionario de PSICOLOGÍA PORCULERA, puedes suscribirte a este blog porque hay significados que voy a publicarlos abiertamente, pero otros solo los enviaré a quienes se suscriban y en privado.

Alberto José Varela

nosoy@albertojosevarela.com

Compartir

2 comentarios en “NEUROSIS CONTAMINANTE. Los neuróticos existen gracias a que se les aguanta.”

  1. Diego Alberto Fernández Canto

    Después de leer este texto he tenido una ligera sensación así como de estallar en unos cuantos trocitos que me ha producido cierto alivio y cierto placer. No estoy seguro de saber lo que he sentido, pues quizá siga flotando en mi neurosis, demasiados pensamientos para ordenarlos y luego recordarlos. Mi neurosis. Oh ! Wow ! tengo una vida y una neurosis o una vida o una neurosis. Me gustaría frenar un poquito. Me encantaría.

    1. Alberto José Varela

      ya lo estás frenando, sencillamnete porque lo estás viendo. Ver la propia neurosis es el inicio de la superación. ordenar y recordar pensamientos es neurótico, solo observarlos sin identificarse. la meditación ayuda mucho.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba