REIKI Y AYAHUASCA, una magnífica combinación para la salud y el bienestar.

La comunidad científica comienza a reconocer el poder curativo de técnicas que hasta hace poco eran perseguidas y hasta condenadas por ser utilizadas.

Conozco el Reiki hace más de 20 años, no mucha  gente lo conocía en esa época, me interesó y por ello he leído varios libros y he visto innumerables veces como se practica; también he recibido sesiones que me han calmado diversos malestares. Unos 15 años después, cuando yo estaba dando Ayahuasca por toda España, tuve la oportunidad de conocer más de cerca a una maestra de Reiki que llegó a un Retiro con Ayahuasca a realizar su proceso personal, pero además con el claro propósito de mejorar sus sesiones de Reiki. Ella se consideraba una terapeuta que tenía la capacidad de ir mucho más allá de las posibilidades que le ofrecía la técnica en sí.

En estos casos siempre sugiero a los terapeutas que se adentren en su mundo interior para sanar los aspectos ocultos, cosa que les beneficia automáticamente en la calidad del trabajo que realizan con otros. Pero además le sugerí que hiciera la pregunta en la sesión que le ofrecí de Ayahuasca.

Para ello consultó con su propia consciencia, este tipo de consultas se puede realizar cuando la consciencia está expandida a consecuencia de haber tomado ayahuasca; y en ese momento pudo visualizar un cambio cualitativo en la práctica del Reiki, uniéndolo con la Ayahuasca.  La pregunta era ¿Cómo mezclarlo?

Lo notable fue que vio que no debía darle Ayahuasca a sus clientes, sino que era ella la que debía tomar un poco de Ayahuasca antes de dar cada sesión de Reiki a otras personas.

Después de participar en varios retiros en los que tomó esta infusión que sana e ilumina el interior del ser humano,  y de conectar profundamente con el espíritu de esta planta amazónica, decidió comenzar a practicar lo que había visto que debía hacer. Se llevó ayahuasca para tomar antes de cada sesión. Le indiqué que lo hiciera 20 minutos antes de cada sesión, ya que es el tiempo mínimo que requiere el proceso de conexión.  Otra recomendación fue que no tomara más que el 10 al 20 % de la cantidad que se toma en una sesión normal de ayahuasca, a eso le llamamos “microdosis”, que se lo recomendamos a mucha gente para que lo tome diariamente en su casa para abordar diferentes dolencias o problemáticas, en esa cantidad mínima sirve para fortalecer el cuerpo y activar el sistema inmunológico, entre tantos otros beneficios, pero en este caso de una maestra de Reiki, es para crear un estado de apertura y conexión que potencia los sentidos y amplifica emociones y sentimientos, cuestiones fundamentales para poder realizar cualquier sesión a otras personas. Mucho más si se trata de administrar una canalización de energía sanadora como lo hace el Reiki.

Después de practicarlo durante varias sesiones y con diferentes clientes, se dio cuenta que los resultados obtenidos en las personas habían mejorado notablemente, que se había potenciado de manera significativa, y por otro lado ella se sentía mucho mejor después de cada sesión ya que la Ayahuasca ejerce de escudo protector antes el tránsito de energía que se realiza en una sesión de Reiki.

Su proceso continuó, luego fue a la selva colombiana a recibir mayor formación e información de cómo utilizar la Ayahuasca combinando con Reiki, cosa que dio un giro total en su práctica como sanadora.

 En este momento, tanto el Reiki como la Ayahuasca se han manifestado en el mundo espiritual y terapéutico de decenas de países, millones de personas conocen estas técnicas de sanación. Una proviene de Japón desde el siglo pasado, otra del amazonas colombiano desde hace una cuantas décadas. Cada una tiene su propio poder y su propia frecuencia, pero juntas se multiplican. Ahora se están encontrando para hacer una alianza sanadora.

Así como la Ayahuasca está llegando cada vez con más formalidad y organización a las ciudades de todo el mundo como una técnica de sanación y resolución de conflictos, el Reiki está ocupando lugares más importantes dentro de la comunidad sanadora e incluso médica profesional.

No hace muchos años se criticaba y perseguía la práctica de Reiki, pero hace algunos días se conoció la noticia que el Reiki ha sido elevado a Título universitario por una universidad pública española, publicando este texto en varios medios de comunicación de España:

La Federación Española de Reiki consigue elevar a nivel universitario los cursos de Reiki que imparte. El título lo otorgará una de las 6 universidades públicas españolas.

Se convierte así en la única entidad que mantiene un acuerdo de colaboración con un centro adscrito como CEDEU, Centro de Estudios Universitarios y una universidad española como la Universidad Rey Juan Carlos que te permite diplomarte con un título de un curso superior universitario en formación de Reiki.

Por otro lado las noticias que nos llegan de la Ayahuasca proveniente de la comunidad científica internacional son cada vez más alentadoras, no sólo se ha demostrado en la clínica San Pau de Barcelona que la Ayahuasca no daña la salud, sino además, como lo publicara hace unos días el periódico El País, un informe demuestra los beneficios que proporciona el consumo de Ayahuasca para casos de depresión y adicciones; exponiendo casos testimoniales relevantes, como ha sido el caso de la hermana del primer ministro francés, que supero sus adicciones de tantos años con un tratamiento con Ayahuasca realizado en la selva amazónica. En otro periódico brasileño publicaron el trabajo realizado con el uso de ayahuasca en diferentes cárceles, que consiguieron resultados sorprendentes.

Estamos ante una época en la que están emergiendo nuevas técnicas y herramientas, que aunque llevan muchas décadas de utilización, se están dando a conocer cada vez más por el mundo, aportando soluciones a problemas que parecían no tenerlo, al menos con lo que hasta ahora se conocía.

En el proceso de expansión de dichas  técnicas se está discutiendo mucho acerca de si son o no “buenas” dado que no son tan conocidas como otras técnicas. Como siempre se debate la posibilidad de abrirnos o no la lo nuevo. La información científica y experimental está desvelando los beneficios que aportan, y haciendo público el reconocimiento al poder que tienen.

Los terapeutas, sanadores, médicos, psiquiatras, psicólogos y psicoterapeutas que se abran a descubrir el poder que tiene la integración de estas técnicas serán el día de mañana los auténticos asesores en salud y bienestar, ya que ha llegado el momento de abrir nuestra mente a lo nuevo, para la fusión e integración, para la investigación de nuevas formas de tratar a las enfermedades y dolencias.

En Europa he fundado la primer Escuela Europea Ayahuasquera, que es ya un auténtico laboratorio experimental que nos está dejando asombrados por ver y sentir como se dispara la energía sanadora cuando se integra libre y responsablemente diferentes corrientes o líneas de trabajo. En los ciclos formativos que realizamos en México, España, Alemania e Italia, enseñamos a integrar diferentes técnicas, métodos y abordajes, con el uso psicoterapéutico de la Ayahuasca, para que cada alumno pueda determinar por si mismo cual es la fórmula adecuada y precisa que adoptará para su propia evolución personal, experimento que le aportara las claves de cómo realizar una práctica activa en el trabajo de sanación o de superación personal con otras personas.

Alberto José Varela

Próximo ciclo formativo en Madrid: 16 al 20 de diciembre.

Profesores: Alberto José Varela, Laura Torrebadella, María Aguilar, Darwin Grajales, Sergio Sanz.

escuela@innermastery.es

mexico@innermastery.es

 

 

Compartir

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba