¿SON NECESARIOS LOS HOMBRES? Descubrimientos científicos demuestran algo que vengo intuyendo hace décadas: que los hombres estamos de más en este mundo.

NO FALTA MUCHO PARA QUE LA MUJER PRESCINDA DEL HOMBRE

Reflexiones basadas en el libro: «LA MALDICIÓN DE ADÁN», acerca del futuro de la humanidad masculina.

El hecho de que los hombres no van a ser necesarios para la reproducción, cosa que ocurrirá cuando un óvulo pueda fecundar a otro óvulo, no sólo abrirá la posibilidad de que las mujeres no dependan más del hombre para completar el ciclo reproductivo, sino que además, a partir de ese momento sólo se concebirán niñas.

Esta realidad puede suponer un cambio absoluto e incluso trascendente en la evolución de la especie humana, todavía no se sabe si para mejor o para peor, pero lo cierto es que esta posibilidad ya ha sucedido en otras especies para poder seguir sobreviviendo.

Es un hecho comprobado que la infecundidad masculina está disminuyendo a pasos alarmantes, en gran parte causada por mutaciones genéticas en sus cromosomas “Y”. Es un cromosoma enfermo y según calculan los científicos dentro de unas 5000 generaciones o lo que equivale a unos 125.000 años el cromosoma Y, presente en el ADN del hombre, habrá desaparecido. ¿Por qué? La respuesta es simple…

Ya no es ningún secreto que los hombres son básicamente mujeres genéticamente modificadas para poder interactuar con la mujer y proveerle de material genético que interesa a la mujer, ya que es indispensable para su reproducción y evolución. El problema surgió históricamente cuando el hombre, que apareció como consecuencia de la evolución de la especie -para asistir y proveer a la mujer- se apoderó de ella desde la fuerza y la manipulación, para esclavizarla y subyugarla en beneficio propio. Esta situación se originó hace unos 100 millones de años, Como lo explica Bryan Sykes en su libro:”La maldición de Adán”: “Parece ser, que en su origen, este cromosoma era respetable y útil”, pero en algún momento nació la tendencia suicida; ese hecho se remonta al momento en que comenzó a tomar decisiones, “su destino quedó sellado cuando asumió la función de decidir el sexo”.

En este momento son pocas las decisiones que le están quedando al hombre, incluso creo que la única decisión que toma el hombre es inconsciente, me refiero a la decisión de determinar el sexo en el momento de la fecundación. Y parece ser que esta, su única decisión, no solo la está perdiendo sino que además la está pagando muy caro.

Los expertos dicen: “Los hombres no serán necesarios para la humanidad”. Por ejemplo el científico Bryan Cykes, profesor de genética humana en el Instituto de Medicina Molecular de la Universidad de Oxford, afirma en su libro “La maldición de Adán”, en donde habla del futuro de la humanidad masculina, que: “Las mujeres están ganando la batalla evolutiva de los sexos y los hombres se encaminan, lenta pero inexorablemente, a su extinción”. Este profesor es una de las autoridades mundiales más reconocidas en el campo de la genética, y ha centrado su investigación en el cromosoma Y, un cromosoma, como dice él: “en vías de extinción”.

Este científico además afirma: El cromosoma Y, quién decide el sexo masculino, es una ruina genética, está hecho un asco, está destartalado y plagado de averías que le están condenando a desaparecer y con él, la desaparición de la especie, a no ser que se descubran otras alternativas para fecundar a las mujeres. Si seguimos con la investigación y el desarrollo científico podremos prescindir de los hombres para la reproducción; parece imposible pero genéticamente, hay pocos impedimentos”

Parece que Adán está maldito y, como muchas otras especies que, antes que nosotros, han perdido sus machos, nosotros corremos el mismo peligro, incluso creo que los hombres ya hemos estado demasiado tiempo sobre este planeta haciendo desastres, quizá ya haya comenzado el momento de la retirada.

La ausencia del cromosoma Y que está en el ADN masculino y que es el que determina el sexo, obligará al cromosoma X que desarrolle la capacidad de fecundar a otro cromosoma X, cosa que todavía no es posible, pero puede serlo muy pronto, por acción de la ciencia o de la evolución misma de la especie; es decir que XX fecundará a XX lo que dará por resultado otro XX 100 % asegurado. Sólo mujeres para el futuro de la humanidad.

Quizás este fenómeno llegue a ser realidad dentro de unos 100.000 años más o menos, de forma natural y de acuerdo a los cálculos que hacen los científicos, o quizás antes gracias a los adelantos científicos, pero esta realidad de que el hombre no será necesario (genéticamente hablando) ya se está manifestando ahora mismo y a modo de anticipo, en otros planos no precisamente biológicos.

Es muy probable que antes de que el hombre se extinga de la especie humana dejará de ser necesario en este mundo, y esto no sólo se va a demostrar a nivel científico, en laboratorios, sino también se demuestra cada día a nivel práctico, en la vida misma. Son millones las mujeres que ya no dependen de hombres, que viven sin hombres, que no precisan al hombre, que han logrado sostenerse y se independientes sin el apoyo, cuidado, protección o dinero del hombre.  En lo cotidiano ya nos podemos dar cuenta de esta contundente realidad.

En alguna medida esto ya está sucediendo en el plano psicológico, sexual, social, cultural, empresarial y muy pronto será también en lo político, si se lo permiten claro, ya que hasta ahora no se les permite a las mujeres tener la mayoría en los congresos de ningún país del mundo. En lo religioso no creo que la mujer asuma un papel preponderante ya que como parte del proceso evolutivo las religiones también se extinguirán, la función más efectiva que han demostrado tener las religiones es para crear guerras y más guerras, para someter y esclavizar, y casualmente, todas las religiones han sido fundadas y creadas por hombres, que por cierto, de una u otra manera, marginan y reprimen a la mujer; por tanto, las religiones tal como las conocemos ahora, no se podrán sostener cuando los hombres ya no estén.

Es notable ver que el poder político y religioso esté en manos de hombres y justamente desde allí se tomen prácticamente todas las decisiones que afectan el rumbo de la vida en el planeta. Decisiones que están hundiendo al planeta y a sus preciosas especies vivas. Estas decisiones la toman tanto hombres como mujeres y la toman desde la misma energía masculina que ambos tienen. Por eso muchas veces digo a distintos grupos de mujeres con las que trabajo NO HAY MUJERES EN EL PLANETA. No me refiero a seres humanos con sexo femenino, sino a seres humanos con energía yin, femenina y abierta, sensible y expansiva, suave y delicada, que inspire al amor y a la entrega.

Justamente en la preponderancia de la energía Yang, o masculina podemos decir que están los orígenes de todos los desequilibrios que a su vez originaron todo tipos de guerras, conflictos y divisiones dentro de la misma especie. La especie humana es una especie dominada y controlada por la energía masculina, que no es una energía mala, sino dura, penetrante, avasalladora, conquistadora, ambiciosa… que ha creado y fomentado el machismo en casi todas las culturas. La energía masculina está para lo que está, para reproducir y para apoyar a la mujer, no para decidir, eso es cosa de energía femenina. De manera natural las mujeres tienen en su estructura genética preponderancia de energía femenina por eso ellas tienen la sabiduría, el poder, la intuición y la sensibilidad para decidir. Pero ellas también han sido invadidas e infectadas de la energía yang en exceso. Ahora el problema es de todos, hombres y mujeres, más o menos conscientes del origen de tanta rivalidad, competencia y fuego cruzado.

Yo, como hombre, lo afirmo: “El hombre ya no es necesario en el mundo”, y cuando digo HOMBRE me refiero a su descontrolada energía yang, a su poderío machista. Incluso su presencia es destructiva, su presencia está acabando con el planeta. El hombre energético ya no es necesario, tengo la autoridad de decirlo porque me conozco como hombre y al conocerme profundamente he podido comprobar que la energía masculina esconde el secreto de la autodestrucción de la especie. Los científicos ya vaticinan que la especie humana se autodestruirá, esta será la quinta extinción, la más catastrófica de todas, porque será a cargo del mismo hombre, o mejor dicho a cargo de la energía masculina.

El hombre ha dado demasiados indicios de su vocación destructora y de su naturaleza violenta, guerrera y destructiva, esto lo podemos comprobar cada día, son ellos los que cometen los más atroces delitos, asesinatos, violaciones y tantas barbaridades más; a donde va un hombre a reunirse con muchos otros hombres, es muy probable que allí haya peligro de agresiones, de enfrentamientos y de todo tipo de actos violentos; sucede en encuentros deportivos, en manifestaciones o cualquier acto público que les impulse a sacar su ira, su rabia, su odio, su agresividad… de hecho que para ir a la guerra hay que convocar hombres, no mujeres; sería casi imposible hacer una guerra convocando mujeres, o que haya una mujer tirana, genocida, iniciadora de guerras o conflictos bélicos.

También es cierto que la mujer es por naturaleza promiscua, o mejor dicho su óvulo lo requiere, tiene que ser así según afirmó Charles Darwin en su teoría de la Evolución Natural, el decía, y lo demostró con muchos ensayos y pruebas, que el óvulo femenino necesita la presencia de muchos tipos de espermatozoides, incluso de distintos hombres, para poder elegir entre cientos de millones, el mejor, y así garantizar la evolución de la especie. Pero en el caso de los hombres, y según los datos obtenidos de una encuesta de salud y hábitos sexuales realizada recientemente en España, los varones homosexuales son el 260 % más promiscuos que los heterosexuales, es decir que hasta en el plano de lo sexual y sin que tenga que ver con ninguna función reproductora o evolutiva, ellos, cuando se liberan, se vuelven más promiscuos.

El hombre, tal como está en este momento de la historia, está destinado al fracaso total, ya que es el portador no solo del cromosoma Y sino que además es el representante oficial de la energía masculina y por tanto del machismo, y, a no ser que conecte con su energía femenina, terminará siendo un estorbo, una carga, una molestia.

Las mujeres ya la conocen esta realidad, incluso la viven, pero no lo dicen, o lo dicen con timidez, tienen que soportarlo, la mayoría en silencio. Por eso es que la mujer que decide en empresas y organizaciones, va seleccionando cada vez más mujeres para los puestos importantes y, si deja acceder a un hombre, tiene que comprobar desde su intuición que es un hombre diferente, es decir que es un hombre que maneja energía femenina, sensibilidad, intuición… y esto no significa obligatoriamente que tenga que ser homosexual o gay.

Lo cierto es que, hoy por hoy, los hombres son todavía necesarios, aunque sea sólo para la reproducción, pero para nada más. A no ser que den un giro de 180 grados en su concepción de la vida y lo femenino, tendrá un triste final. De hecho que ese giro, que estoy esbozando en este escrito, tendrá que comenzar en la mentalidad de la mujer, en definitiva son ellas las que los traen al mundo, los crían y también los educan. Al final llegamos a una conclusión contundente: “En ellas está la clave del cambio”. No se puede esperar que nosotros hagamos el cambio, no estamos preparados para ello, estamos heridos de muerte.

Desde mi posición de hombre deseo que las mujeres comiencen a transformarse en lo que realmente son desde su genética, porque intuyo que desde las mujeres aparecerán los seres humanos que transformarán este mundo.  Pero esto lo desarrollaré en el próximo capítulo de ¿Son necesarias las mujeres?

Aliento a toda mujer que hagáis el trabajo que desde hace tanto tiempo necesitamos los hombres: que os sensibilicéis, y que recuperen el poder desde dentro, sin ánimo de venganza; que nos hagáis ver desde el autentico poder que tiene el amor, que sois diosas, que poseéis toda fuente de sabiduría, y por tanto, los hombres tengamos que dejarnos de tonterías, de mentiras y de doble vida. Más tarde que temprano, los hombres tendremos que devolverle el respeto que les hemos arrebatado a las mujeres. Quizás así comience la autosanación del cromosoma Y.

Alberto José Varela

nosoy@albertojosévarela.com

 

https://www.albertojosevarela.com/%EF%BB%BF-la-naturaleza-poderosa-e-inagotable-de-la-energia-femenina/

Compartir

4 comentarios en “¿SON NECESARIOS LOS HOMBRES? Descubrimientos científicos demuestran algo que vengo intuyendo hace décadas: que los hombres estamos de más en este mundo.”

  1. Juan carlos loreto

    Parece descabellada la idea de que un proceso natural pueda extinguir al género masculino, y aunque ocurriera, las mujeres resultantes de ese proceso tendrían que dar el aporte de masculinidad o energía yang que es inherente a la especie humana. Lo que si podría pasar es que la ciencia plantee la posibilidad y que la mente masculina en las mujeres decida extinguir al género masculino, lo cual representaría el triunfo de la masculinidad encarnada en las mujeres (ya que seria absurdo pensar que los hombres declararán su propia extinción). Tal situación llevaría a la especie a una total dependencia de la ciencia para la reproducción o a la creación de un ser humano andrógino con mentalidad masculina. Sin duda el hombre tal como es ahora debe desaparecer y dar paso a un hombre más equilibrado en su energía yin/yang. Pero esa desaparición puede y debe ser a nivel mental, no necesariamente a nivel biológico. La misma mujer en su capacidad de escojer a su pareja sexual puede encargarse de esta selección. La mujer también necesita equilibrar su energía yin/yang

  2. Hola! Me ha gustado mucho este artículo. Ya había oído esta teoría de que los hombres acabarían desapareciendo. El enfoque biológico que le da usted es muy interesante, pero, y el espiritual? Yo he tenido un despertar espiritual recientemente, ya que conocí a mi Llama Gemela, en lo que no creía para nada, pero ante la evidencia de todos los fenómenos que me estaban sucediendo y toda la literatura que hay en internet sobre el tema, en especial en inglés, (con el nombre twin flames) tuve que rendirme y aceptar que esto es muy real, y no un cuento de hadas. Pues bien, precisamente, y hablo desde mi experiencia, las llamas gemelas podemos hacer este proceso porque existen seres del sexo contrario, pues la misión es evolucionar en el amor incondicional, y es muy difícil dar el salto del amor propio al amor al prójimo sin pasar por el amor de pareja. Pero sorpresa! El género de la persona no tiene porqué coincidir con su energía intrínseca. Por ejemplo, yo soy mujer, y tengo en mi mayoría energía masculina, pero mi llama gemela (que se supone es la otra polaridad de mi alma, encarnada en otro cuerpo) tiene mayoritariamente energía femenina. Nosotros estamos divididos en dos, como dice la leyenda. Nuestra alma tiene una polaridad masculina y otra femenina, y nosotros somos la manifestación de esa polaridad. Luego si todas las personas son de género femenino, igualmente tendrán que emparejarse, porque, el amor de pareja es necesario para dar el salto al amor al prójimo. Es un peldaño más en la evolución y tiene que ver con el origen del ser humano. Entonces, qué pasará si no hay hombres? Las mujeres nos emparejaremos con mujeres que tengan la polaridad contraria a la nuestra? O llegará un punto en que no encarnaremos más? Es que no puedo imaginármelo. Si no conoce el fenómeno de Las Llamas Gemelas, lo invito a conocerlo, no tiene porqué creerme a mí, pero honestamente le digo que según mi experiencia es totalmente real, y a usted que es un buscador espiritual podría interesarle mucho. Quizás lo haya experimentado o lo vaya a hacer…desde mi punto de vista, lo que puede pasar es que el femenino y el masculino se equilibren y el cromosoma enfermo se beneficie de ello, de alguna manera, porqué lo que no desaparece es porqué ha evolucionado. Namasté. 🙂

  3. Los cambios biologicos serán muy lentos si lo comparamos con la velocidad que avanza la manipulación artificial entonces «el día que el ser humano consiga las condiciones necesarias para traer vida fuera de un cuerpo humano un útero artificial» porque no.. No sera necesario en lo que refiere a biológia hablar de sexos masculinos y femeninos.. Y quizás tampoco hablemos de géneros y orientaciones.. Seremos como que todos iguales y ojalá diferentes.
    Históricamente se luchado por la supervivencia de la especie como todas las especies a duras penas.. Y bueno al principio quizas nuestros antepasados tuvieron que ser violento ante la naturaleza y otros seres para subsistir, derivando en sociedades violentas primitivas.. Pero todo cambia y cada vez se acelera mas ya no somos ls misma sociedad, mentalidad, cuerpo, poder de desicion, conciencia propia sobre nosotros mismos como especie de hace 100, 1000 o 10.000 años atras mas bien creo que caminamos hacia la igualdad en ese tema.

  4. No Alberto eso no va a pasar a mi parecer! Tampoco el cromosoma y esta enfermo, no hay ni mejor ni peor con respecto a los sexos, es solo una manifestacion mas de la dualidad. Pero esta muy lindo para flashear un poco.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba