CUANDO LA LOCURA DE UN NIÑO PURO SE TRANSFORMA EN UNA OBRA DEL MISTERIO. Para mi tú eres el único Dios que existe.

DECÁLOGO EXISTENCIAL para manejarme por la vida.

La actitud que me alista ante la llegada del misterio 

Desde que tengo 5 años más o menos pude visualizar todo lo que se me venía encima en mi vida. El misterio, el amor, la familia, el éxito, la abundancia y tantas pruebas alquímicas en el camino.

Luego me dediqué a vivir y permitir que la existencia me vaya diciendo por donde ir, por eso hoy estoy aquí, donde estoy, en ningún lugar, pero llegando a millones de personas que me leen y escuchan, creyendo que hay alguien a quien oír…  que hay palabras que leer…  pero sumándose a la proeza casi inalcanzable de dejar de ser para ser la manifestación del amor.

1 – No sé quién soy, ni me .interesa No veo a nadie dentro de mí.

2 – No sigo ninguna tradición ni maestro. No me apoyo en el pasado.

3 – No siento culpa por nada. No quitaría ni cambiaría nada de lo ocurrido.

4 – No tengo miedo a morir. No necesario alargar la vida porque ya he vivido.

5 – No necesito atacar a nadie. No me hace evolucionar si destruyo a otros.

6 – No estoy haciendo nada. No hay un alguien en mí que haga algo, hay acciones.

7 – No creo en nada de lo que creo ni me creo nada de lo que creen los otros. No creo.

8 – No estoy en un cuerpo ni en un planeta. No estoy de paso por la vida. No existo.

9 – No hay posibilidad de que me conozcas. No tengo ninguna idea de cómo soy.

10 – No estoy de acuerdo ni en desacuerdo con nadie. No hace falta discutir.

Al leer estos 10 mandamientos, muchos pensarán que no soy religioso, que soy ateo o que soy agnóstico, que no creo en dios o en otras vidas…

Si es eso lo que piensan de mi, estáis tan equivocados como acertados. Ambas cosas son ciertas, pero eso es sólo una cara de la moneda. Todavía no habéis descubierto lo que soy y lo que siento; tampoco me hace falta que lo hagas, pero quienes lo consigan simplemente van a sentir en su corazón que una parte minúscula de la VERDAD SUPREMA les ha acariciado el alma.

VOY A SEGUIR DANDO PISTAS DE LO QUE NO SOY, PARA QUE PUEDAS VER EN TI LO QUE ES.

DECÁLOGO FAMILIAR para mis hijos

La mejor herencia que dejo a mi descendencia, amar, confiar y ser libres…

Texto extraido del libro “Desde la Cárcel, desde mi Libertad” de Alberto José Varela:

El lunes 10 de Agosto de 2009 festejé mi cumpleaños en prisión. Tenía noventa minutos de vis a vis en una sala pequeña donde sólo hay una mesa y algunas sillas.

Vino Paula Carmona, mi compañera, con nuestra hija Amelys de 1 año, Elián y Aneley de 19, dos de los tres hijos que tuve con Marisa.  También estuvo Anahí, de 6 años, a quien tuve con Conchi.

No hubo tarta ni velas, sólo  miradas, palabras y risas.

Ese día quise hacerles yo un regalo; les entregué un código de sugerencias de convivencia familiar que escribí para ellos y que decía:

  1– Cuando hablan los menores, los mayores callan.

  2– Dialogamos para conocernos, no para tener la razón.

  3– No hay leyes ni normas, nos guía el amor.

  4– No hay nada que ocultar, pero todos tenemos derecho a mentir.

  5– Nada se juzga ni se critica, todo se acepta.

  6– Nadie manda a nadie, cada uno obedece a su corazón.

  7– Sólo creemos en que no hay nada en qué creer.

  8– No hay ninguna posibilidad de que nadie cometa algún error.

  9– Si alguien no pregunta no se le dará ninguna  respuesta.

10– Fluyamos; la espontaneidad está por encima de los planes.

11– No intentes ser otro diferente al que eres; así eres perfecto.

12– Aquí no hay ningún modelo a seguir ni ideal al que llegar.

13– Cada uno que elija la religión que quiera o ninguna.

14– No hay una manera fija de hacer las cosas, búscate la vida.

15– Si estamos en alguna situación sin salida, riamos.

16– Que cada uno se dé cuenta por sí mismo de cómo son las cosas.

17– No dejemos de mirarnos de corazón hasta que nos comprendamos.

18– Si se discute algo, los menores tienen la prioridad.

19– En vez de controlar e investigar es preferible confiar.

20– Cada día todo empieza desde cero, el pasado murió.

 

A todos mis hijos y nietos no tengo nada que dejarles porque lo que tenía valor para darles ya se lo he dado.

A todos los que me aman y confían en la obra que estoy creando, les estoy ofreciendo la posibilidad de transfomarse en lo que verdaderamente son, para que asuman el poder de hacerse cargo de un legado histórico que proviene del anhelo de toda una humanidad sedienta de confiar, amar y ser libres.

para todos ellos quiero dejar las bases que conforman el cimiento espiritual de mi obra:

El CAMPO que he reactivado y que muchas personas me están apoyando a potenciar y sostener es es la manifestación del NO SER. 

1- NO HACE FALTA QUE SEAS SEGUIDOR DE NADA NI DE NADIE.

2- NO ES NECESARIO QUE CAMBIES NADA. TODO SE TRANSFORMARÁ.

3- NO HAY BUENO NI MALO. LA PERFECCIÓN NOS ENVUELVE AMOROSAMENTE.

4- NO HAY NADA INTERNO NI EXTERNO. LO TRASCENDENTE ESTÁ JUGANDO.

 

Próximamente continuaré enunciando las bases de lo que en principio fue una idea, luego se transformo en una empresa internacional, y ahora está dejando de ser una organización para convertirse en un movimiento mundial de personas que comulgamos en la misma búsqueda de dejar atrás todo tipo de creencias, dogmas e identificaciones… para vaciar y desocupar… y no permitir que nada ni nadie vuelva a llenar el espacio del misterio.

Estamos cortando con el pasado, con lo que creíamos ser, con las maneras que nos enseñaron a hacer las cosas, con el rencor y el resentimiento… NOS ESTAMOS ABRIENDO A ALGO AUTÉNTICAMENTE NUEVO. PORQUE «SER» ES SER DIFERENTES, SIN LO CUAL NO SE PUEDE SER. HEMOS COMPRENDIDO QUE LA ESENCIA DEL «SER» ES EL AMOR Y LA ESENCIA DEL AMOR ES LA ORIGINALIDAD.

Bienvenidos al universo de la creatividad apliada a la transcencendia.  La sanación es pura evolución que se manifiesta en la vida y nos transforma para llevarnos a recorrer el infinito misterio de la eternidad.

Tremendo paseo estamos dando…

Alverto

nosoy@albertojosevarela.com

Compartir

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba