TESTIGO DIRECTO, «He entrevistado a más de 300 participantes a retiros de Ayahuasca Internacional…»

FERNANDO HA ESTADO EN 28 SESIONES DE AYAHUASCA, BUFO Y KAMBÓ EN BARCELONA, MADRID Y MARBELLA…

¿Evidencias que exigen un veredicto, pruebas de inocencia, datos objetivos o simplemente una opinión más?

No puedo llegar a entender el enconamiento con Alberto Varela. No pertenezco a la organización de Alberto, pero si estoy en su escuela. Yo he sido testigo de cómo se utiliza la ayahuasca durante 28 tomas en 7 retiros, nunca he visto una mínima falta de respeto a la planta, al revés, la gente que la facilita, que no son Varela, lo hace con un esmerado respeto y cuidado. Personalmente a mi me ha salvado la vida y he hablado con más de 300 personas que han pasado por los retiros organizados por Alberto y el porcentaje de avances importantes en el proceso de sanación es muy importante y eso, en mi humilde opinión, hay que respetarlo. El método de Alberto, con las herramientas que utiliza y con las personas que trabajan con él, simplemente funciona muy bien y eso es un hecho para cualquiera que quiera acercase a observar, sin prejuicios, lo que ocurre en estos retiros.

La Ayahuasca debería de ser patrimonio natural de la Humanidad. Es ilusorio, incluso ridículo pensar que en un mundo globalizado, cualquiera que necesite la ayahuasca tenga que ir al Colombia, Brasil o Perú,para acceder a ella eso sí que es inasumible para muchísimas personas. Mi pequeña experiencia con esta sabia planta es que debe de utilizarse allí donde se necesite y en estos momentos Occidente necesita conocer y acceder a la Ayahuasca, estamos hablando de sanar personas, de sanar hogares, familias, por que si un miembro de la familia sana, sana también la familia, sobre todo cuando hablamos de temas como la depresión.

Ojala dejáramos estas absurdas guerras que no llevan a ningún lado, son estériles, dañinas. La ayahuasca tiene el suficiente poder sanador y espiritual en sí misma como para no necesitar a nadie que la defienda de supuestos usos espúreos, ella hace su trabajo sin necesidad de nadie, no necesita chamanes, no necesita facilitadores, etc…. Por todo lo que he experimentado e intuido y hablado con cientos de personas, tengo el absoluto convencimiento de que la expansión de la Ayahuasca en Occidente es una absoluta bendición para miles de personas que si no fuera por organizaciones como la de Alberto Varela NUNCA habrían tenido acceso a semejante oportunidad de sanación.

Si esto al final es una lucha de egos, poca consciencia muestra quién entra a este estúpido e inconsciente juego.
Que cada uno desde su vida, desde sus posibilidades, desde su familia, amigos, trabajo, etc. intente sanarse primero así mismo y desde ahí apoye, como sepa y pueda, a sanar a otros. Sanemos de una santa vez conflictos que no benefician a nadie y nos perjudican a TODOS.

Fernando

Compartir

Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notify of
Ir arriba