TESTIMONIO. Intentando explicar lo inexplicable: la expansión y la espontaneidad.

EL DESAFÍO QUE ESTÁN  ACEPTANDO MUCHAS PERSONAS ATREVIDAS Y VALIENTES

La belleza de la transformación expansiva, sin preparación, originada en una experiencia colectiva

Intentar explicar mi experiencia en la Escuela Europea Ayahuasquera es realmente un desafío, por las múltiples notas que comienzan a sonar al interior, muchas de las cuales estoy aún escuchando por primera vez tras el término del ciclo formativo de la Escuela Europea Ayahuasquera. De momento llevo dos ciclos completos, y mi motivación sigue creciendo en base a la misma inspiración: la interacción con otras personas vibrando al unísono.

El trabajo, desarrollado en base a distintos talleres, permite desafiar constantemente la idea que tenemos de nosotros mismos y descubrirnos en emociones y expresiones que jamás imaginamos como propias. Al mismo tiempo, es posible comprender mejor la experiencia humana, enriqueciendo la red de personas de distintos lugares del mundo. Con o sin quererlo, las otras personas se transforman en espejos que reflejan nuestro interior, permitiendo una mejor comprensión de nuestro ser. La convicción de que realmente somos uno, es una realidad más palpable que nunca. Se abren ventanas ante ti que permiten observar nuestra naturaleza real y uno se encuentra abriendo puertas que permiten a otros mirar más allá hacia un nuevo estado del ser. Es la belleza de la transformación expansiva, sin preparación, originada en una experiencia colectiva, que ocurre con la naturalidad de un árbol que crece y extiende sus ramas hacia el cielo.

En la práctica, he aprendido a reconectarme con la comunicación en toda su plenitud: mejorar la capacidad de observación, leer de mejor forma los códigos no verbales, experimentar con el cuerpo nuevos movimientos, reconectar fuertemente con la música y la expresión del alma a través de ella. Para mí este trabajo en distintas dimensiones es fundamental, dado que creo que para lograr un estado de expansión debemos trabajar en el plano mental, emocional, físico y espiritual. Si fuéramos un instrumento, es como si trabajaras en tu afinación durante cuatro días e incluso descubrieras que tienes otros sonidos y cuerdas escondidas que no habías visto nunca. Lo más bonito de todo, es que no existen programas rígidos: hay temas que se tocan constantemente, no de manera repetitiva, sino como un avance en espiral: se re-visitan comprensiones profundizando en su verdad. La Escuela, que busca conectar a los participantes con su expresión espontánea y pura, es un su propuesta una bella muestra de libertad con un propósito.

Uno de los temas que trabajamos en este último ciclo tiene que ver con el desafío de trascender el condicionamiento, logrando que emerja nuestro tesoro personal, la real expresión del ser. Es como ocurre con la magia del agua subterránea.

El agua subterránea es la que se encuentra bajo la superficie terrestre y ocupa principalmente los poros y las fisuras de las rocas más sólidas. Usando esta linda imagen, es como si las rocas sólidas fueran el condicionamiento que sostiene la identidad que nos hemos construido, y el agua que fluye entre sus poros y fisuras, el tesoro que espera fluir en un manantial de expresión espontánea del ser.

Así como el agua subterránea más profunda puede permanecer oculta durante miles o millones de años, lograr ese tránsito entre vivir desde la roca de lo que creemos ser a la fluidez de lo que somos, puede darse en distintos momentos en la vida de las personas. Sólo depende de nosotros hacerlo emanar. La experiencia en la Escuela ha sido una oportunidad maravillosa para que esto ocurra.

Ahora, reflexionemos sobre este interesante dato: los científicos estiman que el agua subterránea representa un 95% de toda el agua fresca disponible, de ahí la importancia de esta agua como reserva de agua dulce.

Es casi como si los tesoros de todos nosotros fueran el agua subterránea, la reserva en espera de ser descubierta, que nos permitirá mantener la armonía entre los seres humanos y en su relación con el entorno natural.

Observar el manantial que comienza a fluir en un grupo humano es maravilloso. Más aún cuando se observa posteriormente el impacto que esto tiene en la vida cotidiana: expreso mis ideas con más claridad, simpleza y libertad en el trabajo, observo a mi familia y seres queridos con un renovado amor y gran empatía, y puedo compartir con otros las nuevas reflexiones, generando entonces una onda inspiradora. Comprendes entonces que vivir desde el tesoro implica una responsabilidad que no pesa, sino más bien que se asume naturalmente y con alegría. Todas las dimensiones de mi vida se han visto beneficiadas.

En este camino que seguiré transitando, yo sólo te hago una pregunta: ¿Estás dispuesto a descubrir tu tesoro?

Marcela

Compartir

3 comentarios en “TESTIMONIO. Intentando explicar lo inexplicable: la expansión y la espontaneidad.”

  1. Hola Marcela. Soy Ferran del tesimonio que rueda por aquí y me ha inspirado tu relato y me da mas fuerza si cabe para seguir por este camino. Gracias por compartirlo

    1. Hola Ferran! acabo de leer tu testimonio, muy honesto y claro… este es un camino sólo para valientes! lo más desafiante viene después del retiro o la escuela… cuando toca probar realmente qué tanto hemos cambiado… en eso sirve mucho leer a otros… recordarse en los otros… somos uno.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba