¿Y SI ESTO FUERA VERDAD? Palabras directas y reales de un hombre común y corriente, médico y buscador.

CUANDO HABLA LA REALIDAD DESDE LA VIDA AUTÉNTICA.

De un erudito pensador a un sabio sentidor.

 

Hola, tengo la necesidad imperiosa y desbordante de contar algo.

Siento una plenitud y una seguridad que no pensé jamás que yo llegara a alcanzar. Mi pasión siempre ha sido la medicina, y mi gran traba la inseguridad que no conseguía tapar o solucionar. Eso me hizo que hiciera innumerables cursos de las más variopintas terapias. Llegue a un punto que me di cuenta que nunca sabia lo suficiente, era una sed insaciable, era en realidad parte de mi inseguridad, había alumnos míos que vivían de lo que yo les había enseñado, pero yo no era capaz, cada paciente significaba un momento de ansiedad, de duda.

Llegue, y ahora lo siento, a dejar de pasar consulta pues no aguantaba mi angustia. me puse a trabajar de trabajador asalariado en algo que no me motivaba, me forme la ilusión de que me motivaba y me convertí en un «come horas», realizaba jornadas de hasta 300 horas al mes, y ello me llevó a un estado de rabia tal que suerte que no llegue a agredir a nadie, me dedique a fumar marihuana, porque me evadía, me ayudaba a relajarme y a montarme una fantasía, pero también me quitaba las ganas de moverme hacia otro lugar, ya no veía otras alternativas.

Hasta que de pronto, cosa que nunca me pasó, me sentí viejo, cansado, inútil, frustrado y profundamente insatisfecho, me refugie en lo que fui en otros tiempos. Así que me vino lo de la toma de ayahuasca con el equipo de INNER MASTERY INTERNATIONAL desde diferentes vertientes y decidí apostarlo todo por esa experiencia.

He de decir que cuando estoy allá estoy fatal pues tengo enfrentamientos constantes conmigo mismo, pero cuando me voy siento menos peso en la mochila, en el alma misma. Y un momento que pasabas, Sergio, cerca mío dijo: «quiero olvidar todo lo que se» y esas palabras explotaron en mi corazón y pensé “yo también quiero”, a raíz de ese momento siento un amor y una plenitud con la gente, una plenitud en las consultas, una lucidez mental, que me hacen querer olvidar más, sentir más y amar más.

Es increíble lo que la ayahuasca hace, pero es más maravilloso lo que hacéis vosotros junto a la ayahuasca; sin la acción de los dos no hubiera conseguido esto. Por ello te dije me encantaría, pagaría por ayudar a otros a liberarse, por ver otros hermanitos libres de las ataduras que ellos mismos se han impuesto. Expande tanto el corazón y te da tanta sabiduría que ya no necesito más cursos, ni maestros, solo ver como otros hermanitos se vacían de «razones para no liberarse» (parafraseando a Darwin) y se llenan de amor; porque me hace crecer más el mío.

Por todo eso te quiero hermanito Sergio y a todos los que estáis en la casa y a todos los que asisten y asistirán y porqué no al resto del mundo.

Y aunque sé que no ha acabado mi proceso, ¡qué bien! Gracias, sé que no lo necesitas, pero yo sí.

Andrés Burrueco

 

PD: Antes un erudito pensador, ahora un sabio sentidor.

Compartir

Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notify of
Ir arriba