SUPREMACÍA Y PERPETUACIÓN DEL PERSONAJE QUE NOS DOMINA (2da parte) El destronamiento del tirano interno y la posible destrucción del modelo de vida que nos desagrada.

LAS DISONANCIAS COGNITIVAS COMO CAMINO HACIA LA TRANSFORMACIÓN

¿Y si tuvieras en este escrito las claves para acabar con casi todo lo que no te agrada?

El cambio de vida que muchos necesitan está relacionado con dejar de vivir según la mentira (o lo externo) y comenzar a vivir según la verdad (o lo interno). El concepto de “Honestidad Radical” propone ser sinceros en todo momento y con todas las personas, pero lo que estoy proponiendo no está orientado a lo social sino fundamentalmente a uno mismo. Cuando comenzamos a adentrarnos en la mentira personal nos damos cuenta que nuestra vida no es auténtica, no es nuestra, ni es todo lo que queremos, y que el modelo en el que vivimos no lo hemos creado nosotros mismos, aunque sí nos toca padecer los errores que tiene y los problemas que genera, esto produce un enorme desagrado en las personas mínimamente conscientes ya que pueden darse cuenta que es un modelo diseñado por otros y para su beneficio. Ante esta reflexión surge la posibilidad de ser sinceros y plantear cambios profundos.  Aparecen implacables las preguntas: ¿Cambiar qué o hacia dónde? ¿Cómo hacerlo?

Por esta razón, y desde siempre, las ideologías han imaginado utopías de nuevos modelos de vida aun no realizados (idealizados) pero que inspiran a muchas personas a intentar llegar a vivirlos impulsados por la disconformidad que sentían con del modelo de vida en el que estaban.  Otros han creado y vivido nuevos modelos de vida demostrando que funciona y que es mejor, para luego proponerlo a otros como modelos de vida a seguir. Ninguna de estas dos propuestas representa lo que estoy proponiendo desde este blog y desde los retiros que organizamos, sino la posibilidad de dejar de vivir según el modelo implantado por otros, para luego activar nuestra capacidad creativa y nuestros valores puros y originales, de modo que podamos llegar naturalmente a convertirnos en los autores del propio modelo en el que queremos vivir. Yo he creado el mío propio, tarde muchos años, ahora lo vivo con inmensa satisfacción, no pretendo que otros sigan mi modelo porque es algo imposible en el sentido de que es algo único e irrepetible, pero estoy creando una ideología que permita estructurar las bases creativas de nuevos modelos para muchas personas, y además estoy ofreciendo una tecnología de transformación apoyada en herramientas, métodos y abordajes que apoyan y acompañan al individuo que quiera realizar este tipo de cambio en su vida.

Mucha gente me pregunta: ¿A qué me dedico? Siempre respondo y me reafirmo en que me encanta ofrecer a quienes vienen a mí y a nuestros retiros la posibilidad de cambiar el modelo de vida por otro creado por cada persona que se lo plantee, siempre y cuando se sienta insatisfecho o infeliz con el que vive. Sino es innecesario. Hay mucha gente que solo quiere calmar los síntomas por la insatisfacción que siente al vivir en un modelo ajeno, o que quieren reparar las averías del modelo en que vive para poder seguir viviendo más o menos igual sin sufrir tanto. Hay infinitas maneras de cambiar la propia vida, y hay modelos más o menos superficiales o profundos. Algunos redecoran los espacios, otros realizan una redistribución de toda la casa, otros hacen algunas reformas, y otros deciden destruir la casa para volver a construirla según las propias necesidades. Esto último es lo que yo hice, pero no pretendo que lo hagan otros, sino que me encanta que se consideren todas las posibilidades de cambio, incluso la posibilidad de una transformación total. Si este fuera el caso tuyo, puedo darte algunas sugerencias prácticas que te ayudarán a iniciar o acentuar el proceso. Soy el arquitecto autodidacta de mi propia casa.

Dije en el artículo anterior que es indispensable el destronamiento del personaje principal de la novela de nuestra vida para poder hacer un cambio profundo de modelo, ya que todo el modelo está adecuado a ese personaje que hace las veces de tirano dando órdenes de cómo se debe vivir. Esta voz que emite el tirano la llamo VOZ EN OFF, es Como si fuera la voz de un GPS que nos guía por el camino hacia un único destino. Esa voz puede ser más o menos intensa, autoritaria, suave o delicada, según de quién se haya aprendido, pero es la que marca el rumbo a cada momento y decisión. No solo es la voz que nos lleva a un único destino, sino que es la voz del Destino. Ese destino, según lo conocemos y vivimos, es esclavitud; libertad significa que todo lo que decidamos proviene de nosotros mismos. Libertad es romper ese destino de sufrimiento. Por tanto, es evidente que hay que hacer un gran cambio en relación a las órdenes que recibimos desde fuera, aunque estén instaladas dentro, o, mejor dicho, ordenes que provienen de la parte interna que obedece a los otros. Estamos ante la posibilidad real de cambiar el destino en el sentido de abandonar el que no es real para lanzarnos a otro que aún no conocemos, pero intuimos que está acorde con lo que de verdad somos. Es nada más ni nada menos que acceder al misterio de la vida.

LA DESOBEDIENCIA CONSCIENTE COMO MÉTODO

Desobedecer al personaje principal es un gran desafío, nos mete en situaciones contradictorias ya que el tirano siempre ha dado las ordenes y no aceptará que ocurra ninguna disonancia cognitiva, él es quién domina y no quiere ceder el poder porque en cuanto eso ocurra se activaran todas las alarmas.  Supuestamente Jamás se puede ir en contra del propio personaje que dirige mi vida. Es el jefe y nunca se puede ir en contra de él. En este sentido, permitir que haya contradicciones internas cuando no obedecemos al personaje puede llegar a ser una estrategia de auto-confrontación para quitarle poder.

El personaje principal está acompañado y apoyado por muchos otros personajes internos y externos, todos trabajan en equipo para mantener el poderío de dirigir y decidirlo todo. Son comodines de la mentira. Es fundamental conocer su modo de actuar, y detectar sus atajos. Todos ellos están organizados para adquirir 3 tipos de actitudes que les garantiza la supervivencia y la supremacía:

1-REACCIONAR: Es una actitud de alerta que permite identificar todo tipo de peligro externo para defender la integridad del personaje, y si fuera necesario, atacar a quienes le confrontan. Nunca permitirá debilitarse o dejar que se desestabilice su endeble equilibrio. Por ello crea todo tipo de mecanismos de defensa: racionalizar, justificar, negar, explicar, proteger, atacar, interpretar, deformar, mentir… son algunos de ellos, y funcionan como una guardia pretoriana. Casi impenetrable.

2-PROYECTAR: Es una actitud liberadora que le arroja a los otros lo que es propio. Todo lo que el personaje no se quiere hacer cargo lo pone fuera, como si fuera un proyector que necesita de pantallas en la que se refleje la propia película interna. Por lo general son excesos de emociones que no se pueden manejar o controlar y se exteriorizan cuando aparece la persona o situación que lo active. La temperatura interna del personaje crece, se calienta y se vuelve insoportable, entonces la transfiere a disipadores de calor externos. Así, se vuelve casi intocable.

3-FORTALECER: Es una actitud de auto afirmación para demostrar quién manda, quién tiene la razón, quién tiene el poder. El personaje necesita sentirse seguro de sí mismo, para ello crea otros personajes sirvientes que le hacen creer que se conoce a sí mismo y que se acepta, incluso hay personajes espirituales o de aparente realización o trascendencia. Porque lo que importa es el fortalecimiento de la idea que se tiene acerca de si mismo. Se obtiene una fuerza casi indestructible.

Estas tres actitudes son estrategias de gran inteligencia, pero sustentadas en una gran mentira fundamental. Por ello, quienes mantienen su personaje vivo y dominante, son auténticos esclavos de un guion escrito por otros. La mentira es que nos creemos que somos lo que creemos haber elegido, pero en realidad somos las impresiones que otros han hecho en nosotros.  Hemos registrado todo lo que nos llegaba del exterior, lo hemos dejado entrar, lo grabamos como si fuéramos una grabadora, lo hemos hecho propio y luego hemos creado una identidad basada en esa mentira. Ahora nos dedicamos a reproducir la música y las canciones de siempre, no se nos permite salirnos de la ideología creada por el personaje, pues quien lo haga puede tener consecuencias dañinas: sentir culpa, miedo, confusión, ira, odio, desequilibrio, e incluso muchas de estas cosas combinadas. Es obvio que para evitarlo acabamos convirtiéndonos en controladores, es la manera más fácil de evitar un desenlace trágico del personaje.

Toda vez que creemos que estamos yendo en contra de nosotros mismos, debemos sentir y meditar profundamente en ello, porque la mayoría de las veces en realidad estamos yendo en contra del personaje y a favor de nuestro auténtico Ser. Pero no podemos ver que es el personaje el que se resiste por estar alienados por él. Él es quien nos hace creer que no podemos hacer nada que no concuerde con su armonía y equilibrio. Nos convence con miles de argumentos.

Ir en contra del personaje es una tarea de alta ingeniería, es una tremenda confrontación, por momentos se debate una lucha interna, casi esquizofrénica en el sentido de que si le plantamos cara habrá dos partes que discuten y pelean por ver quién decide. Dada la identificación que hemos creado con el personaje, percibimos a las disonancias cognitivas como agresiones que no podemos aceptar, pero por otro lado nos resuena como una gran liberación no hacerle caso.

Dado que la estrategia del personaje es “casi” impenetrable, “casi” intocable y “casi” indestructible, en el transcurso de la vida se abren grietas por las que se puede acceder a la esencia de manera directa, para despertar al Ser que habita en nosotros y hacerle dar cuenta que está dormido y en manos de otros.  Cuando eso ocurre, el individuo puede comenzar a convocar externamente a personas, relaciones y situaciones que van a desestabilizar al propio personaje, (son los anti-comodines) a hacer que las grietas se abran cada vez más. De esa manera el Ser adquiere más poder desde dentro y se atreve a exponerse de mil maneras para destronar al personaje tirano que dirige la vida.

Al personaje no se lo mata, sino que se crea una trampa para que caiga por sí solo, la trampa es un hueco en el que cae y que le conduce al confinamiento, un lugar periférico donde no hay manera de que ejerza ningún poder ni influencia.  Los personajes que nos han acompañado durante toda la vida, un día, si hacemos un proceso de transformación, se rinden y se retiran por si solos incluso, porque ya no pueden hacer nada para dominarnos, pero nunca se marchan para siempre, sino que quedan relegados a un segundo plano, en el que se les puede utilizar cuando sea necesario, pero jamás tendrán el poder de decidir y mucho menos de hacernos creer somos eso.

Ser arquitecto de nuestra propia casa nos permite no solo reconstruirla habiendo expulsado al ocupa, sino que nos da la oportunidad de crear un auténtico hogar, cálido y acogedor, dirigido por la sensibilidad del corazón, respetando a cada momento nuestro sentir, en donde nos sentiremos tan a gusto que no habrá ningún lugar fuera de nuestra vida a donde queramos ir.  Como han dicho grandes maestros: Es el día que hemos llegado a casa.

Bienvenidos a la posibilidad de cambiar el destino.

nosoy@albertojosevarela.com

 

si quieres leer la primera parte:

SUPREMACÍA Y PERPETUACIÓN DEL PERSONAJE QUE NOS DOMINA (1ra parte) Meterse o no con la parte falsa de lo que somos, es lo que marca la diferencia entre descubrirse a uno mismo o vivir auto engañado.

Compartir

3
Leave a Reply

avatar
2 Comment threads
1 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
3 Comment authors
Alberto José VarelaJose S. SamaniegoHilda Recent comment authors
  Subscribe  
newest oldest most voted
Notify of
Hilda
Guest
Hilda

Gran artículo, mi vida tal cual pasando por ese proceso….a veces siento que me voy a volver loca…….siempre pido fuerza y dicernimiento..

Jose S. Samaniego
Guest
Jose S. Samaniego

Buenos días, mi nombre es José Sánchez Samaniego, he leído el artículo y ha sido un tema del que estoy tratando de conocer y trabajar de manera personal, por lo que quiero pedirte un enorme favor y tiene que ver con la sugerencia de bibliografía que me permita conocer más sobre este tema del tirano-personaje que vive en nosotros.
Agradezco tu atención, esperando contar con tus sugerencias. Bendiciones.

Alberto José Varela
Guest
Alberto José Varela

Hola Jose, muchas gracias por tu mensaje. En relación a este tema, y otros muchos sobre la creación, desidentificación y desprogramación de personajes la encuentras en el Aula Virtual de la Escuela Consciente. En concreto te recomiendo esta clase en la que profundizamos sobre estos aspectos https://www.escuelaconsciente.org/course/personajes-mascaras-mentira-personal/ Me encantaría que nos contaras tus impresiones y qué puntos son los que más te resuenan sobre este aspecto del ser humano. Puedes ponerte en contacto a través del email info@escuelaconsciente.org Recibe un cordial saludo

Ir arriba